PARA LA INDUSTRIA MULTINACIONAL, EL AÑO PRÓXIMO HABRÁ EXCEDENTES DE VACUNAS, PERO PARA LA OMS MIENTRAS TANTO REPARTEN “LAS SOBRAS”

Visto: 685

La Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) pronosticó que a mediados de 2022 habrá “excedente” de vacunas COVID en el mundo y en consecuencia es innecesario el aumento masivo de la producción mediante licencias compartidas o la transferencia de tecnología.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, respondió que se sentía “horrorizado” porque los países subdesarrollados han sido condenados a recibir “las sobras” que dejarán los países ricos después de vacunar a sus poblaciones con dosis de refuerzo.

El aumento masivo en la producción de vacunas COVID-19 puede significar un excedente de dosis para mediados de 2022”, afirmó IFPMA en una reciente conferencia virtual.

Se espera que los fabricantes de vacunas COVID produzcan 12 mil millones de dosis para fin de año, casi la mitad fabricadas por China, y podría haber un excedente de vacunas a mediados del próximo año.

Además, para fines de septiembre, alrededor de 500 millones de dosis deberían estar listas para la "redistribución" desde los países ricos a los de ingresos bajos y medios.

"Para enero de 2022, habrá suficientes vacunas producidas para cada adulto en todos los continentes", según IFPMA.

“Incluso si los gobiernos de los países del G7 vacunan a adolescentes y adultos y deciden dar refuerzos a las poblaciones en riesgo, todavía habría más de 1.200 millones de dosis disponibles para su redistribución solo en 2021. Esto significa que cada mes durante el año previsible, más de 200 millones de dosis estarían, con una planificación efectiva, disponibles para los países de ingresos bajos y medianos bajos", agregó la asociación que agrupa a la industria farmacéutica.

Al describir el aumento de la producción de vacunas como "absolutamente extraordinario", Rasmus Bech Hansen, CEO del grupo de análisis de investigación Airfinity de Estados Unidos, afirmó que había sido "una sorpresa para casi todos lo rápido que China ha escalado la producción de vacunas".

Hansen agregó que, incluso cuando se tuvieron en cuenta las terceras vacunas de refuerzo para ciudadanos en países de altos ingresos, Infinity estimó que, "para fines de septiembre, habrá alrededor de 500 millones de dosis disponibles en los Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y Canadá que podrían redistribuirse" a través de donaciones, intercambios o reventas.

"En la última cumbre del G7, se prometieron mil millones de dosis [a LMIC] y en realidad parece que estas existencias estarán disponibles para fin de año para que los países del G7 puedan cumplir con esas promesas", agregó.

El director general de IFPMA, Thomas Cueni, dijo en la sesión informativa que "para junio de 2022, esperamos tener más de 24 mil millones de dosis de vacunas COVID-19 disponibles".

El Director General de la IFPMA, afirmó que “en este punto, los suministros de vacunas en realidad pueden superar la demanda mundial".

"Los fabricantes de vacunas ahora están produciendo 1.500 millones de dosis por mes, y se espera que continúen fabricando a esa escala sobre la base de las proyecciones de protección más conservadoras", agregó Cueni.

Hansen señaló que el 73% de los aumentos de producción fueron el resultado de que las compañías farmacéuticas mejoraron su capacidad interna, respaldadas por una serie de acuerdos de colaboración dentro de la industria: Affinity ha contabilizado 231.

El CEO de Pfizer, Albert Bourla, informó que su compañía había duplicado su capacidad de producción en los últimos seis meses y estaba en camino de producir tres mil millones de dosis para fin de año, gracias a "noches de insomnio y mucho esfuerzo de miles de personas".

Sin embargo, en respuesta a una pregunta de Health Policy Watch, Bourla desestimó unirse al centro de transferencia de tecnología de ARNm establecido recientemente en Sudáfrica por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a África a desarrollar sus propias vacunas de ARNm.

"No estoy seguro de cuál es el punto de transferir tecnología que va a tomar años transferir. Y, por cierto, esto es lo que hacemos. No estoy seguro de entender lo que quieren, ¿darle a alguien más que lo haga?", preguntó Bourla.

Pfizer espera fabricar cuatro mil millones de dosis en 2022, pero Bourla instó a todos los países a realizar sus pedidos de vacunas lo antes posible.

"Ya hemos asignado dosis para este año y, francamente, hemos asignado una gran parte de las dosis que vamos a producir el próximo año también a los países que han realizado pedidos de estas dosis", precisó Bourla, y agregó que el 41% de la producción de este año se había asignado a los países en vías de desarrollo.

Bourla dijo que la mayoría de los pedidos para 2022 fueron de países de altos ingresos, con refuerzos que alimentan la demanda. Si bien a Pfizer le gustaría asignar al menos mil millones de dosis a los países en vías de desarrollo para 2022, aún no había recibido pedidos por esta cantidad, explicó.

Bill Anderson, CEO de Roche, recordó que la multinacional suiza renunció a los derechos de patentes de tocilizumab (Actemra), una de las terapias recomendada para el COVID, en beneficio de los países de bajos ingresos que pudieran fabricar un genérico.

Sin embargo, Anderson agregó que Roche solo estaba preparada para apoyar la transferencia de tecnología a empresas con la capacidad de producir grandes cantidades de anticuerpos monoclonales.

"La transferencia de tecnología es muy laboriosa, y no podemos darnos el lujo de llevar a nuestra gente que está produciendo Actemra y que también está haciendo transferencia de tecnología con los contratos externos existentes, a menos que tengamos a alguien que pueda producir grandes cantidades", se excusó.

Paul Stoffels, director científico de Johnson & Johnson, aseguró que su compañía había establecido una red global de fabricación de vacunas en cuatro continentes con 11 sitios de fabricación.

"Nos comprometimos con el acceso equitativo y nos comprometimos a poner mil millones de dosis para los países de ingresos bajos y medios en los próximos 12 a 18 meses", prometió Stoffels, y agregó que más de la mitad de las vacunas de la compañía irían a los países de ingresos bajos y medianos en el próximo año.

"Nuestra estrategia de centrarnos en la transferencia de tecnología nos llevó a asociarnos con Aspen Pharmacare en Sudáfrica. Aspen está ahora completamente en producción y anticipamos que todos los suministros producidos por Aspen a partir de ahora irán a los países de COVAX y la Unión Africana. Y también estamos transfiriendo nuestra tecnología mientras hablamos con BioE en la India", resaltó Stoffels.

Sin embargo, un informe reciente de The New York Times aseguró que Aspen, que tiene un contrato de "llenado y finalización" con J&J, había estado exportando millones de vacunas a Europa mientras se quedaba atrás en sus entregas africanas. La UE acordó recientemente enviar estas vacunas de vuelta a Sudáfrica.

Stoffels advirtió que las transferencias de tecnología son "altamente técnicas por naturaleza y altamente complejas" y “necesitamos trabajar con muchos socios. Se necesitan múltiples pasos, incluida la fabricación biológica, las pruebas y la liberación de calidad, las inspecciones reglamentarias y los controles. Lo más crítico es la capacitación de la fuerza laboral y las nuevas tecnologías", agregó.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, replicó al día siguiente de la conferencia de IFPMA que se sentía “horrorizado” por los comentarios escuchados de los CEO de la industria multinacional de vacunas.

"Ayer, la IFPMA dijo que los países del G7 ahora tienen suficientes vacunas para todos sus adultos y adolescentes, y para ofrecer dosis de refuerzo a los grupos de riesgo, y que la ampliación de la fabricación ahora debería cambiar a la entrega de equidad mundial de vacunas, incluido el intercambio de dosis", reprodujo Tedros.

"Cuando leí esto, me horroricé", enfatizó Tedros. "En realidad, los fabricantes y los países de altos ingresos han tenido durante mucho tiempo la capacidad no solo de vacunar a sus propios grupos prioritarios, sino de apoyar simultáneamente la vacunación de esos mismos grupos en todos los países”.

"Hemos estado pidiendo equidad en las vacunas desde el principio, no después de que los países más ricos hayan sido países de ingresos medios-bajos y los países de ingresos medios-bajos no sean la segunda o tercera prioridad. Sus trabajadores de la salud, personas mayores y otros grupos de riesgo tienen el mismo derecho a ser protegidos. No me quedaré callado cuando las compañías y los países que controlan el suministro mundial de vacunas piensen que los pobres del mundo deberían estar satisfechos con las sobras", arremetió Tedros con un tono inusual.

Tedros también condenó la negativa de algunos países a permitir que los viajeros que han sido completamente vacunados con una vacuna que tiene la entrada de la Lista de Uso de Emergencia (EUL) de la OMS sobre la base de que sus vacunas no han sido aprobadas por sus reguladores nacionales.

"La Lista de Usos de Emergencia de la OMS sigue un proceso riguroso basado en normas reconocidas internacionalmente. Todas las vacunas que han recibido la Lista de Uso de Emergencia de la OMS son seguras y efectivas para prevenir enfermedades graves y muertes, incluso contra la variante Delta", enfatizó Tedros, instando a todos los países a reconocer todas las vacunas con EUL de la OMS.

El comentario fue la respuesta a los informes de que algunos países europeos todavía no permiten que los viajeros vacunados con Covishield, la vacuna de AstraZeneca producida por el Instituto Serum de la India, ingresen a sus países, a pesar de que la Unión Europea ha aprobado la vacuna de AstraZeneca fabricada en otros lugares.