DESPUÉS DE MÁS DE UN AÑO, EN LA OMC PERSISTE LA DISCUSIÓN POR LA EXENCIÓN DE LAS PATENTES, MIENTRAS LA OMS PIDE EN VANO UNA MORATORIA DE LAS DOSIS DE REFUERZO

Visto: 874

En una reunión formal del Consejo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Consejo de los ADPIC), los países Miembros de la OMC acordaron que “seguirán deliberando activamente hasta la Duodécima Conferencia Ministerial (CM12), con el fin de encontrar una respuesta común a la COVID-19 en el ámbito de la propiedad intelectual”.

La propuesta de exención sigue empantanada en momentos en que en el mundo se suministran seis veces más dosis de refuerzo, que la primera y la segunda dosis en los países en desarrollo, lamentó la OMS.

El presidente del Consejo, el embajador noruego Dagfinn Sørli, reiteró una vez más que “no escatimará esfuerzos para estudiar todas las opciones disponibles con miras a alcanzar un resultado basado en el consenso” durante la Conferencia Ministerial CM12 que se celebrará del 30 de noviembre al 3 de diciembre en Ginebra.

"El papel de la propiedad intelectual en el contexto de la pandemia se ha convertido en el centro de atención en el período previo a la conferencia ministerial", enfatizó Dagfinn Sørli, subrayando la necesidad de llegar “a un resultado a tiempo. para la ministerial”.

La propuesta de exención de las patentes COVID fue presentada en octubre del año pasado por Sudáfrica e India, cuenta con el apoyo de un centenar de países e incluso Estados Unidos accedió a negociar una suspensión de las patentes durante la pandemia. En cambio, la posición de la UE sigue siendo irreductible.

“Si bien todavía no hay consenso sobre la exención de los ADPIC, las discusiones permanecerán abiertas en la agenda del Consejo de los ADPIC hasta la MC12”, comentaron voceros de la OMC.

Sudáfrica cree que hay "suficiente buena voluntad y pragmatismo para alcanzar un resultado significativo”, comentó su delegación en la OMC.

Mientras tanto, los funcionarios de la OMS han continuado recomendando que no se adopten más dosis de refuerzo en Europa u otros países de ingresos altos.

Estados Unidos acaba de aprobar una dosis de refuerzo para todos los mayores de 18 años con vacunas de Pfizer y Moderna.

La OMS ha sostenido que “no hay pruebas suficientes para los refuerzos, que también desvían suministros vitales de vacunas de países que aún no han recibido todavía una dosis”.

Según la OMS, el 25% de las dosis administradas todos los días en todo el mundo son ahora dosis de refuerzo, en comparación con solo el 5% hace dos semanas.

El director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, volvió a apelar por una moratoria de las dosis de refuerzo hasta finales de 2021, para que las dosis disponibles se puedan canalizar a los países que aún no han alcanzado la meta de la OMS del 40% de cobertura de vacunación.

Tedros señaló que “todos los días, se administran seis veces más refuerzos a nivel mundial que la primera o la segunda dosis en los países de bajos ingresos”.

Aun así, parece que se están administrando refuerzos con una frecuencia cada vez mayor en los países de ingresos altos que experimentan aumentos repentinos, con 92 países de ingresos altos a medios iniciando programas de refuerzo para al menos algunos grupos de población.

El director médico de Estados Unidos, Anthony Fauci, elogió recientemente la exitosa campaña de refuerzo israelí como un modelo que otros tendrán que seguir. Israel fue uno de los primeros países en iniciar la administración masiva de refuerzos en agosto después de que quedó claro que la inmunidad a la vacuna de las dos primeras inyecciones había disminuido significativamente después de cinco meses.