MÁS SOSPECHAS SOBRE LOS RIESGOS DE BIOSEGURIDAD DE LA INVESTIGACIÓN DE LOS CORONAVIRUS EN WUHAN ANTES DEL ESTALLIDO DE LA PANDEMIA, SE PUBLICARON EN ESTADOS UNIDOS

Visto: 957

Expertos en bioseguridad coincidieron sobre los riesgos y la opaca información que rodearon las investigaciones que realizaron la empresa EcoHealth Alliance (EHA) de Estados Unidos y el Instituto de Virologia de Wuhan con los coronavirus de los murciélagos, durante al menos los tres años previos a que estallara la pandemia en esa ciudad china.

Los correos electrónicos de los expertos arrojan dudas sobre los protocolos de bioseguridad vigentes cuando los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos financiaron a EcoHealth Alliance (EHA), para llevar a cabo investigaciones con el Instituto de Virología de Wuhan y la Universidad de Carolina del Norte (UNC), consistente en replicar en ratones humanizados nuevos coronavirus de murciélago creados por ingeniería genética.

Los correos a los que accedió el sitio estadounidense US Right to Know, relevan que los expertos en bioseguridad -incluido uno con vínculos de mucho tiempo con el Instituto de Virología de Wuhan- formularon comentarios críticos sobre el nivel de bioseguridad de los laboratorios de nivel 3 (BSL-3) de Wuhan, donde se realizaron las investigaciones financiadas por los NIH.

Los expertos dejaron constancia en los correos que los laboratorios BSL-3 eran más vulnerables a los accidentes, incluso más que los laboratorios BSL-4, un nivel utilizado para los patógenos más potencialmente peligrosos.

Si bien el BSL-4 del Instituto de Virología de Wuhan ha estado en el centro de atención sobre las prácticas de bioseguridad relacionadas con el origen del COVID 19, los correos electrónicos plantean más preguntas sobre si el SARS-CoV-2 podría haber surgido de un laboratorio de nivel inferior de bioseguridad también en Wuhan.

Gran parte de ese trabajo sobre los coronavirus de murciélagos parece haber tenido lugar en los laboratorios BSL-3 en Wuhan, según los documentos de subvención presentados a los NIH y en algunos casos, incluso se redujo el nivel de ensayo a los laboratorios BSL-2 de Wuhan, de acuerdo con Journal of Virology y otras fuentes.

James Le Duc, un destacado experto en bioseguridad y ex director del Laboratorio Nacional de Galveston en la Rama Médica de la Universidad de Texas (UTMB), y David Franz, experto en armas biológicas y ex comandante del Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos (USAMRIID) intercambiaron en correos sus preocupaciones sobre los laboratorios BSL-2 y BSL-3 de Wuhan.

Le Duc ha tenido un contacto significativo con científicos en Wuhan a lo largo de los años. Él entrenó científicos del Instituto de Virología de Wuhan en el Laboratorio Nacional de Galveston, y los registros confirman que realizó varios viajes a Wuhan desde 1986 para entrenar a los virólogos del Instituto de Virología.

El 15 de mayo de 2021, después de que Franz compartiera una carta en Science en apoyo de la investigación sobre los orígenes de COVID 19, incluido un posible origen de laboratorio, Le Duc escribió: “Me temo que puede ser demasiado tarde para averiguar mucho pero debería intentarse, incluidos los laboratorios bsl2 y bsl3 donde sospecho que el riesgo de liberación accidental es mayor".

El 2 de junio de 2021, Le Duc le escribió a Franz: "El enfoque en BSL4 está justificado, pero el problema más grande probablemente esté en BSL3, donde existen muchos más y los estándares son variados".

Las designaciones de nivel de bioseguridad (BSL) se establecieron a mediados de la década de 1970. Los laboratorios de bioseguridad están designados de BSL-1 a BSL-4, y 4 es el más estricto en cuanto a prácticas y contención de patógenos potenciales.

En un ensayo dirigido por EcoHealth Alliance en Wuhan, los científicos infectaron ratones humanizados con nuevos coronavirus de murciélago modificados en una instalación BSL-3, según los documentos de subvención que la empresa estadounidense presentó a los NIH.

Parte de la recolección e ingeniería de los coronavirus de murciélago se realizó en un BSL-2, con protocolos y contención menos estrictos, según múltiples fuentes, incluido un artículo en el Journal of Virology .

"Creo que debemos recordar que gran parte del trabajo, especialmente sobre los coronavirus, se ha realizado (presumiblemente) en BSL3 ...", escribió Le Duc.

En la propuesta de subvención financiada por los NIH, había ambigüedad en cuanto a dónde se realizarían las infecciones de ratones humanizados. Si bien muchos detalles de bioseguridad se especificaron en la propuesta para la instalación de animales en el laboratorio BSL-3 de la Universidad de Carolina del Norte, como “sistemas Seal-Safe del tamaño de un roedor (192 jaulas) para mantener a los animales en un ambiente de entrada / salida de aire filtrado por Hepa, el sistema de escape con filtro BSL3 Hepa”, se proporcionaron pocos detalles sobre las medidas de bioseguridad para el trabajo con animales en Wuhan.

El presidente de EcoHealth Alliance, Peter Daszak, escribió al personal de los NIH en el verano de 2017 que "la Universidad de Carolina del Norte (UCN) no supervisa el trabajo quimérico, todo lo cual se llevará a cabo en el Instituto de Virología de Wuhan", según los correos electrónicos obtenidos por White Coat Waste Project, un grupo de vigilancia sin fines de lucro.

De manera confusa, se decía que las infecciones de ratones humanizados con coronavirus quiméricos se realizaban no solo en el laboratorio BSL-3 de animales de la Universidad de Carolina del Norte, dirigido por el profesor de epidemiología Ralph Baric, experto en coronavirus, sino también en dos ubicaciones en Wuhan: la Universidad de Wuhan y el Instituto de Virología.

Los laboratorios de animales BSL-3 en la Universidad de Wuhan se describieron de manera más escasa que los del Instituto de Virología, con declaraciones generales como “el trabajo experimental con ratones humanizados se llevará a cabo en el laboratorio del Centro para Experimentos con Animales en Bioseguridad 3 de la Universidad de Wuhan en la Escuela de Medicina en Wuhan, China ... Los animales se alojarán en una instalación BSL-3 y estarán bajo el cuidado de un veterinario de tiempo completo".

Franz le escribió a Le Duc: "No me ha preocupado el laboratorio BSL-4, pero ciertamente si el que está en el centro [en Wuhan]".

A principios de este año, el Global Times informó que, "Bai Chunli, presidente de la Academia de Ciencias de China, dijo en abril de 2020 que China tenía dos laboratorios P4 en funcionamiento y 81 laboratorios P3 en funcionamiento o aprobados para su construcción.

Franz escribió: “También hay tantos 2 y 3 que es casi imposible lidiar con ellos; es lo que sucedió con la propuesta de protocolo legalmente vinculante a la BWC [Convención de Armas Biológicas] a mediados de los 90”.

Le Duc le respondió a Franz: "... el mayor riesgo proviene de los niveles más bajos de biocontención, pero tampoco queremos sugerir que todo se mueva a BSL4".

US Right to Know obtuvo los registros informados en este artículo a través de una solicitud de la Ley de Información Pública de Texas a la Rama Médica de la Universidad de Texas.