BANCO EUROPEO DE INVERSIONES APORTARÁ 500 MILLONES DE EUROS PARA FORTALECER LOS SISTEMAS DE SALUD Y LA PRODUCCIÓN DE MEDICAMENTOS EN ÁFRICA, CON EL PATROCINIO DE LA INDUSTRIA MULTINACIONAL EUROPEA

Visto: 694

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) comprometió un aporte de 500 millones de euros para fortalecer los sistemas de salud de África, al tiempo que se lanzó una plataforma empresarial conjunta entre la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes Farmacéuticos (IFPMA) y asociaciones de empresarios farmacéuticos africanos.

La plataforma conjunta entre la poderosa industria multinacional y la naciente industria africana asoma como la opción a futuro de producción de principios activos que con el tiempo compense la dependencia actual de India y China.

El anuncio del aporte financiero fue efectuado en conjunto por el BEI, la OMS, la Comisión Europea y la Unión Africana, al término de la cumbre UE-UA que deliberó la semana pasada en Bruselas.

“La OMS se complace en unir fuerzas con socios africanos, el Banco Europeo de Inversiones y la UE para casar esta importante inversión con la experiencia y los conocimientos de la OMS para construir sistemas de salud resilientes y un futuro más saludable, más seguro y más justo para África”, resaltó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud.

“Desde el comienzo de la pandemia, el BEI ha aumentado el apoyo a la inversión en salud, la producción de vacunas y la resiliencia económica en África y en todo el mundo. Hoy, nos complace confirmar que el BEI pondrá a disposición 500 millones de euros con el objetivo de movilizar mil millones de euros de nuevas inversiones para fortalecer la salud pública en África”, confirmó Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones, al término de la cumbre entre los bloques regionales.

Esto será impulsado por una poderosa alianza trilateral de la CE, el BEI y la OMS basada en el compromiso de los socios para complementar las fortalezas de cada uno”, coincidieron Tedros y el banquero europeo.

Coincidentemente, durante la Cumbre de Bruselas, los principales actores farmacéuticos europeos y africanos han pedido a la Unión Europea y la Unión Africana  que apoyen la creación de una "plataforma empresarial" permanente para fomentar el desarrollo de la industria farmacéutica en África.

La propuesta surgió durante el Foro Empresarial Africano Europeo (EABF) que organizó la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes (DG GROW) de la Comisión Europea, con la participación de la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes Farmacéuticos (IFPMA), la Federación Europea de Asociaciones y Fabricantes Farmacéuticos (EPFIA) y Vaccines Europe.

La plataforma empresarial debe apoyar el desarrollo de políticas de la UE y la UA que favorezcan el comercio y los "modelos de mecanismos de financiación sostenibles con acceso a capital a bajo interés e incentivos apropiados para fomentar la inversión del sector privado local, regional e internacional”, propuso el Director General Adjunto de la IFPMA, Greg Perry, durante la sesión de la EABF que precedió a la Cumbre UE-UA.

Las empresas también quieren un "entorno empresarial estable que respete la ética empresarial e incentive la innovación y el espíritu empresarial local, incluso a través de la propiedad intelectual, garantice el desarrollo y la retención de mano de obra calificada local", dijo Perry, leyendo una declaración conjunta del Grupo de trabajo de atención médica de la EABF.

El sector farmacéutico también quiere transferencias de tecnología voluntarias y mutuamente acordadas y empresas conjuntas; registro oportuno de productos, armonización de la regulación, particularmente a través de la Agencia Africana de Medicamentos, y la implementación del Área de Libre Comercio Continental Africana para eliminar las barreras no comerciales y fomentar la seguridad de la cadena de suministro internacional, afirmaron sus voceros durante el foro.

“Creemos que al crear esta plataforma con el apoyo de la UE y la UA, podríamos facilitar las asociaciones africanas y europeas, apoyar las iniciativas continentales y regulatorias existentes y crear un beneficio mutuo tanto para África como para Europa”, propuso Perry.

Emmanuel Mujuru, en representación de la Federación de Fabricantes Farmacéuticos Africanos (FAPMA), informó durante el foro que la industria farmacéutica africana estaba luchando por acceder a una financiación asequible.

“Esta financiación tiene que ser de naturaleza a largo plazo y tener tasas de interés asequibles, ya sea en forma de préstamos o de participación en el capital de empresas africanas de gestión farmacéutica ya establecidas”, afirmó Mujuru.

El representante africano agregó que había una oportunidad importante para los inversores europeos, ya que entre el 70 y el 90 % de los medicamentos esenciales consumidos en África se importaban y que el sector farmacéutico estaba creciendo a más del 10 % anual, solo superado por Asia.

Karim Bendhaou del laboratorio alemán Merck, quien también preside el Comité de Compromiso de África de IFPMA, opinó que si bien establecer operaciones de llenado y acabado "es fácil de implementar en dos años", había intentado hacerlo en tres países africanos diferentes, pero "los inversionistas locales del sector privado tienen nunca he podido acceder a ninguna financiación”.

"¿Por qué? La Corporación Financiera Internacional ha anunciado 4.000 millones de dólares para la fabricación local de vacunas y la Comisión Europea ha anunciado 1.000 millones de euros”, preguntó Bendhaou.

“También tenemos que invertir en la capacidad del sistema de salud porque, de lo contrario, puedes tener una buena fábrica en Sudáfrica, una hermosa fábrica en Egipto, que produce cientos de millones de dosis, pero si no tienes un sistema de salud para la captación y absorber esta capacidad”, agregó.

Mientras tanto, Patrick Tippoo, director ejecutivo de la empresa sudafricana Biovac y directivo de la Iniciativa Africana de Fabricación de Vacunas (AVMI), explicó que gran parte del suministro de vacunas de África “viene en forma subsidiada, parcial o completamente por Gavi a través de UNICEF”.

Sabemos que Gavi reduce los precios para que las vacunas sean más asequibles, de modo que se puedan comprar y, por lo tanto, distribuir más vacunas”, reforzó Tippoo.

“Tenemos una situación actual donde cerca de 40 de los 54 países dependen de este mecanismo. Y por lo tanto, el mercado en África está en realidad en Copenhague, como dicen algunas personas”, ironizó sobre la dependencia de UNICEF y Gavi.

“Esto es algo estructural que deberá abordarse porque, para estimular e incentivar las transferencias de tecnología, la inversión en habilidades, el desarrollo, la creación de capacidad regulatoria, y todas las cosas que repetimos hasta la saciedad, es necesario garantizar que va a haber un mercado cuando todo esto esté construido”, enfatizó.

No hay forma de que las vacunas que salgan de África en los próximos cinco o 10 años puedan competir desde la perspectiva del costo de los productos, con las fábricas de fabricantes indios o incluso con las multinacionales porque han monetizado la inversión con el tiempo y tienen economías. de escala”, vislumbró.

Sin embargo, otros participantes señalaron que, a largo plazo, la diversificación de las fuentes para la adquisición de productos farmacéuticos será beneficiosa para todos, dado el número comparativamente limitado de proveedores, para algunos productos sanitarios mundiales. Las interrupciones en las cadenas de suministro médico clave fueron particularmente evidentes durante las primeras etapas de la pandemia de COVID, exponiendo su fragilidad, incluso para los países más prósperos, comentó.

Sibilia Quilici, directora ejecutiva de Vaccines Europe, señaló que también desde la perspectiva europea sería beneficioso reducir la dependencia de lo que ahora es un número comparativamente pequeño de proveedores, principalmente de India y China, e integrar las cadenas de suministro de África con proveedores globales.

“En el contexto de esta discusión sobre la mejora de las capacidades de fabricación en África, también para los API [ingredientes farmacéuticos activos], es bueno saber que la UE, el mayor importador de API del mundo, está buscando la diversificación de la cadena de suministro para productos donde la dependencia de un pequeño número de proveedores de India y China es una preocupación”, subrayó.