DEMOLEDOR INFORME DE LA OMS Y LA UNICEF SOBRE LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING DE LAS EMPRESAS QUE COMERCIALIZAN LECHE PARA BEBÉS

Visto: 815

La OMS (Organización Mundial de la Salud) y UNICEF difundieron un informe lapidario sobras las campañas de comercialización de la leche para bebes “carentes de toda ética”, a las que calificaron de “invasivas, engañosas y abusivas”, entre otros duros cuestionamientos.

“La industria de la leche infantil lleva a cabo una comercialización poco ética que además de infringir las normas internacionales sobre prácticas de nutrición infantil, va en detrimento de la alimentación de los niños con leche materna”, denunció UNICEF durante la presentación del informe.

“Este informe muestra muy claramente que la comercialización de la leche de fórmula sigue siendo inaceptablemente generalizada, engañosa y agresiva", lamentó el director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien pidió que se adopten y apliquen "urgentemente normas sobre la comercialización abusiva para proteger la salud de los niños".

Las regulaciones sobre este marketing explotador deben adoptarse y aplicarse con urgencia para proteger la salud de los niños”, añadió Tedros.

El informe se basa en la encuesta a 8.500 padres y mujeres embarazadas y a 300 trabajadores de la salud de Bangladesh, China, México, Marruecos, Nigeria, Sudáfrica, el Reino Unido y Vietnam.

La mitad de los padres y mujeres embarazadas (51% de los encuestado) reconoció haber sido objeto de campañas de comercialización de la leche de fórmula "carentes de toda ética y que en muchos casos consiguieron disuadir a la mujer o a la pareja de optar por la leche materna que sabemos que es lo mejor para los bebés y las madres", denuncia el documento.

Sin embargo, este porcentaje de exposición a estas campañas es desigual en los países consultados. Mientras entre las mujeres del Reino Unido encuestadas la exposición a la comercialización de la leche de fórmula alcanza el 84%; en Vietnam el 92% y en China, el 97%; en México es del 39%, en Marruecos del 3%; en Sudáfrica del 21%, en Nigeria del 24% y en Bangladesh del 27%.

El informe demuestra que las técnicas de marketing que utiliza esta industria “son invasivas y estarían fuera de la regulación, al utilizar redes de asesoramiento, líneas telefónicas de ayuda a la lactancia que están patrocinadas, promociones y regalos”.

La OMS y UNICEF concluyeron que "los mensajes que reciben los padres y los trabajadores de la salud a menudo son engañosos, carecen de fundamento científico y violan el Código Internacional sobre Marketing de Substitutos de Leche Materna, adoptado en 1981 por los Estados que integran esa organización y que, aunque no tiene la categoría de una convención o un tratado legalmente vinculante, constituye una recomendación de peso”.

En estas campañas de promoción de la leche de fórmula, la industria ha invertido 55.000 millones de dólares, calcularon las organizaciones.

La directora Ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, señaló que "los mensajes falsos y engañosos sobre la alimentación con fórmula son una barrera importante para la lactancia materna, que sabemos que es lo mejor para los bebés y las madres".

“Necesitamos políticas sólidas, legislación e inversiones en lactancia materna para garantizar que las mujeres estén protegidas de las prácticas de marketing poco éticas y tengan acceso a la información y el apoyo que necesitan para criar a sus familias”, pidió Russell.

El informe refleja cómo un flujo sostenido de mensajes de "marketing engañosos" está reforzando los mitos sobre la lactancia materna y la leche materna, y socavando la confianza de las mujeres en su capacidad para amamantar.

De manera alarmante, el informe señala que la industria de la alimentación infantil se ha acercado “a un gran número de trabajadores de la salud en todos los países para influir en sus recomendaciones a las nuevas madres a través de obsequios promocionales, muestras gratuitas, financiación para investigación, reuniones pagadas, eventos y conferencias, e incluso comisiones de las ventas, impactando directamente en las elecciones de alimentación de los padres”.

Más de un tercio de las mujeres encuestadas dijeron que un trabajador de la salud les había recomendado una marca específica de leche de fórmula.

En su informe la OMS y UNICEF recomiendan a los países:

1) Aprobar, monitorear y hacer cumplir las leyes para prevenir la promoción de la leche de fórmula, en línea con el Código Internacional sobre Marketing de Substitutos de Leche Materna, incluyendo la prohibición de declaraciones de propiedades nutricionales y saludables hechas por la industria de la leche de fórmula.

2) Invertir en políticas y programas para apoyar la lactancia materna, incluida una licencia parental remunerada adecuada de conformidad con las normas internacionales, y garantizar un apoyo de alta calidad a la lactancia materna.

3) Solicitar a la industria que se comprometa públicamente con el pleno cumplimiento del Código Internacional sobre Marketing de Substitutos de Leche Materna y las subsiguientes resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud.

4) Prohibir que los trabajadores de la salud acepten patrocinio de empresas que comercializan alimentos para bebés y niños pequeños para becas, premios, subvenciones, reuniones o eventos.

Informe completo