AUDITORA DE PAMI ASEGURA QUE EL NUEVO SISTEMA FUNCIONARÁ CON TRANSPARENCIA Y CON RIGUROSOS CONTROLES

Visto: 791

Betina Duré, abogada especializada en auditoría y control, es la encargada de auditar el nuevo sistema del PAMI de libre elección de profesionales y promete que "vamos a controlar que lo que se pida sea lo correcto para el diagnóstico de cada paciente".

“El control no solamente es que (los prestadores de la obra social) cumplan con lo que tienen que cumplir, sino que lo hagan de forma correcta” y el que “haga las cosas mal va a tener consecuencias", advirtió la auditora de PAMI.

“Aplicar la sanción que corresponde y tener un fuerte seguimiento para que se revierta las conductas que tienen que cambiar”, aparecen como las prioridades de Duré, subrayó la auditora de PAMI.

Desde la nueva mirada y rigurosidad que propone Duré, “consideramos que no puede seguir pasando que alguien haga las cosas mal y no pase nada. Esto que parece básico no estaba sucediendo, porque en la gestión anterior no había seguimiento”.

El nuevo sistema vigente desde el primero de marzo tiene como objetivo sustancial reducir el tiempo de espera para los turnos médicos mediante la libre elección entre 28 mil profesionales y más de un millar de centros de diagnósticos por imagen.

Los controles van a ser con auditores de todo el país y basados en datos y sistemas informáticos que nos indiquen cualquier desviación que se genere en el cambio prestacional”, prometió Duré, graduada de la Universidad Nacional de La Plata, con múltiples estudios de posgrado en auditoría y control.

Soy auditora hace 20 años y por mi experiencia, aunque la sanción sola es importante, lo más relevante es hacer un seguimiento. Además de aplicar la sanción por el sólo hecho de que algo se haya hecho de forma irregular o haya un incumplimiento contractual, pero quizás no es tan grave para que el profesional deje de ser prestador de PAMI.

“No es lo mismo la mirada que tiene que tener nuestro control sobre un régimen capitado, que por lo general tenía una subprestación porque PAMI le pagaba una suma fija a cada profesional independientemente de si atendía a 1 o a 60 pacientes”, explicó Duré.

“El incentivo del régimen anterior era atender lo menos posible”, analizó sobre el pasado, mientras que “en éste otro régimen que es de libre elección, lo que puede llegar a pasar es que exista una sobre prestación, con lo cual vamos a controlar que lo que se pida sea lo correcto para el diagnóstico de cada paciente”.

Para asegurar la transparencia del nuevo sistema “nosotros nos vamos a basar mucho en datos, tomando la normalidad de las prácticas que desarrolla ese profesional y también vamos a ver historias clínicas y tenemos una escucha activa con los afiliados”.

La escucha “activa” desde PAMI sobre la calidad de las prestaciones implica entrevistas con los afiliados, para conocer como fueron atendidos y el tiempo de espera.

“El afiliado va a tener que ir a su médico de cabecera, le va a generar por sistema una orden de prestación, esa orden de prestación él la va a tener activa y la va a poder consultar en su aplicación en el teléfono, y a partir de ahí podrá sacar turno con cualquier especialista que esté dentro de la cartilla. Puede llamar por teléfono y decir 'me quiero atender en Favaloro, por ejemplo', o donde la persona elija”, sintetizó.

Por el contrario, comparó que “hasta ahora tenías un especialista y si te daba turno para 6 meses era muy difícil que puedas salir de esa opción. Ahora si no te atiende uno, te va a poder atender otro. Esto obviamente va a requerir de mucho control y también de que en aquellos casos que se detecte un incumplimiento del contrato haya una sanción”.

“Con los médicos especialistas miramos desde lo edilicio, que nuestros afiliados no tengan ningún inconveniente para poder acceder a los consultorios, que tengan una parte para discapacidad, que sea accesible de forma física. Un punto clave es que ahora va a haber completa libertad para especialistas y centros de diagnóstico por imágenes”, remarcó.

Duré explicó que “en la gestión anterior los informes de auditoría, una vez que se hacían en formato papel no le podías hacer seguimiento. No se sabía si el prestador se había enterado, si se había aplicado una sanción y no se hacía un seguimiento sobre los desvíos”.

En cambio, “ahora usamos expedientes electrónicos. Nuestras auditorías van a ese expediente y nosotros podemos hacer un seguimiento, qué contesta el prestador sobre la sanción”, completó.