PFIZER Y MPP ANUNCIAN QUE COMPARTIRÁN LA LICENCIA DE PAXLOVID CON 35 COMPAÑÍAS DE GENÉRICOS DE 12 PAÍSES, PERO AMNISTÍA, OXFAM, MSF Y UN CENTENAR DE ONGs CONSIDERARON QUE TODAVÍA ES INSUFICIENTE

Visto: 594

Medicines Patent Pool (MPP) anunció acuerdos con 35 compañías para fabricar versiones genéricas del tratamiento Paxlovid (COVID) de Pfizer para su distribución en 95 países de ingresos bajos y medios, pero Médicos sin Fronteras, Amnistía Internacional y Oxfam, entre un centenar de organizaciones globales, consideraron que es “demasiado poco, demasiado tarde”.

Las sublicencias negociadas por MPP son resultado del acuerdo entre MPP y Pfizer firmado en noviembre de 2021 para suministrar versiones genéricas de nirmatrelvir, el ingrediente principal del medicamento patentado por Pfizer, al costo a países que representan alrededor del 53% de la población mundial.

El acuerdo establece que Pfizer no recibirá regalías de las ventas de nirmatrelvir mientras la Organización Mundial de la Salud considere al COVID-19 como una emergencia de salud pública.

Entre las 35 empresas licenciadas figuran Nortec Química de Brasil, NeouPharma de México y MagnaChem de República Dominicana, las únicas por América Latina.

Los demás países que albergan a las compañías sublicenciadas son India (17 laboratorios), Vietnam, Bangladesh, China, Corea del Sur, Jordania, Serbia, Pakistán e Israel. Ucrania figura como “asignatura pendiente”.

MPP adelantó que seis compañías se enfocarán en producir la sustancia farmacéutica, nueve compañías producirán el producto farmacéutico terminado y el resto hará ambas etapas de producción.

"Hemos establecido una estrategia integral en asociación con gobiernos de todo el mundo, líderes internacionales de salud mundial y fabricantes globales para ayudar a garantizar el acceso a nuestro tratamiento oral COVID-19 para pacientes necesitados en todo el mundo", elogió Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer.

"Los sublicenciatarios de MPP y la capacidad adicional para el tratamiento de COVID-19 que proporcionarán desempeñarán un papel fundamental para ayudar a garantizar que las personas en todas partes, particularmente las que viven en las partes más pobres del mundo, tengan acceso equitativo a una opción de tratamiento oral contra COVID-19", pronosticó.

Sin embargo, los activistas rápidamente criticaron el nuevo acuerdo, con el argumento que tomaría muchos meses establecer realmente las líneas de producción genéricas del medicamento oral que en ensayos clínicos redujo la mortalidad por COVID en un 90% entre los grupos de alto riesgo.

En una carta conjunta al CEO de Pfizer, Albert Bourla, rubricada por un consorcio de 100 grupos activistas, incluidos Amnistía Internacional, Misión Salud de Colombia y Oxfam, pidieron que Pfizer destine inmediatamente dos tercios del suministro de su medicamento Paxlovid disponible de la compañía a países de ingresos bajos y medios, "donde existe una necesidad proporcional".

"En la actualidad, Pfizer ha vendido preferentemente todas sus dosis de Paxlovid desde la primera mitad de 2022 a un puñado de países de altos ingresos, y ha prometido tentativamente suministrar solo 10 millones de cursos de tratamiento de LMIC (países en vía de desarrollo o de desarrollo intermedio)", declaró el Proyecto de Acceso Global a la Salud (Health Gap), uno de los signatarios de la carta.

Los activistas también han criticado el precio aún alto del medicamento de Pfizer incluso en los países de ingresos medios-altos y altos, afirmando que “esto también crea barreras para el acceso”.

Estados Unidos está pagando alrededor de 530 dólares por día por un tratamiento de cinco días, aunque Pfizer se ha comprometido a un sistema de precios de 3 niveles con costos más bajos para los países menos ricos.

"Este anuncio no hará nada para eliminar el monopolio que Pfizer mantiene sobre los países sin licencia, todos los países de ingresos altos y casi todos los países de ingresos medios altos, que representan el 47% de la población mundial e históricamente experimentan las tasas más altas de infección por COVID-19", agregó Brook Baker, analista senior de políticas de Health Gap y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Northeastern.

Médicos Sin Fronteras (MSF) aportó un análisis más positivo sobre el acuerdo de Pfizer con 35 fabricantes de genéricos en 12 países, pues interpretó que representa un "paso positivo para abordar los desafíos de acceso en curso para este tratamiento COVID. Sin embargo, las limitaciones del acuerdo siguen siendo preocupantes".

"El limitado suministro global de la corporación estadounidense Pfizer hasta ahora ha sido comprado en gran medida por varios países de altos ingresos. Se estima que los fabricantes de genéricos no podrán llevar el suministro al mercado hasta 2023", declaró MSF.

En respuesta a las críticas, un portavoz del MPP destacó que el nuevo acuerdo "incluye a todos los países de ingresos bajos y medianos bajos, así como a algunos países de ingresos medios-altos en el África subsahariana que han hecho la transición al estado de ingresos medios-altos en los últimos cinco años”.

El 53% de la población mundial cubierta por las licencias, "lo que equivale a unos 4.100 millones de personas. Al igual que con todas nuestras licencias, continuaremos explorando oportunidades para ampliar el alcance geográfico, siempre que sea posible", agregó el portavoz de MPP.

Según MPP, los acuerdos de sublicencias no exclusiva permitirán a los fabricantes de genéricos producir los ingredientes crudos para el ingrediente activo principal de Paxlovid, nirmatrelvir, y / o el medicamento terminado en sí, que está empaquetado junto con un medicamento común contra el VIH, ritonavir.

"También se ha ofrecido una licencia a una empresa en Ucrania, la oferta permanecerá disponible para ellos ya que no pueden firmar debido al conflicto actual", dijo MPP.

Tras el período de pandemia, las ventas a los países de bajos ingresos seguirán libres de regalías, los países de ingresos medianos bajos y los países de ingresos medianos altos estarán sujetos a una regalía del 5% para las ventas al sector público y una regalía del 10% para las ventas al sector privado.

"Nirmatrelvir es un producto nuevo y requiere capacidades de fabricación sustanciales para producir, y hemos quedado muy impresionados con la calidad de fabricación demostrada por estas compañías", elogió Charles Gore, Director Ejecutivo de MPP.

"Además, 15 compañías están firmando su primera licencia con MPP, y damos una calurosa bienvenida a nuestros nuevos socios de fabricación de genéricos", agregó.

"Hemos establecido una estrategia integral en asociación con gobiernos de todo el mundo, líderes internacionales de salud global y fabricantes globales para ayudar a garantizar el acceso a nuestro tratamiento oral COVID-19 para pacientes necesitados en todo el mundo", coincidió Albert Bourla.

Desde una mirada crítica, el centenar de organizaciones que le escribieron la carta abierta a Bourla le pidieron que “acelere el acceso a nirmatrelvir + ritonavir en países de ingresos bajos y medios”, pues las versiones genéricas pueden no estar disponibles en muchos países hasta 2023 o incluso más tarde”. “A la luz de lo anterior, le pedimos que aumente inmediatamente su asignación para ventas a los PIBM para cumplir con el mínimo de dos tercios ya exigido por la sociedad civil”, pidieron las entidades.

“En segundo lugar, no ha indicado ningún paso concreto que tomaría para acelerar la entrada genérica de nirmatrelvir + ritonavir. Además de las solicitudes anteriores centradas en el acceso a datos técnicos y regulatorios para los licenciatarios del Medicines Patent Pool (MPP), exigimos que Pfizer vaya más allá”, pidieron en la carta.

 “El hecho de que Pfizer no acepte de inmediato suministrar Paxlovid de referencia inevitablemente retrasará la entrada de genéricos que costará vidas y medios de subsistencia como resultado”, alertaron las entidades.

En tercer lugar, “no ha respondido a la demanda de ampliar el alcance geográfico de su licencia MPP. En este punto, los imperativos de acelerar y expandir el suministro de genéricos, reducir los costos y garantizar una distribución equitativa son tan grandes que Pfizer debería acordar formalmente no hacer cumplir su patente, protección de datos, vinculación de registro de patentes y derechos confidenciales de información / conocimientos técnicos en todos los PIBM”.

Según los firmantes, Pfizer está a punto de recaudar 22 mil millones de dólares en ventas de Paxlovid en 2022, principalmente a los países ricos que han comprado casi todo el suministro disponible del primer semestre de Paxlovid.

“Tal especulación es injustificada en cualquier momento, pero particularmente en medio de una pandemia global donde el suministro inequitativo de vacunas ya ha producido más muertes y sufrimiento y ha expuesto al mundo entero a ciclos amenazantes de nuevas variantes. Pfizer puede y debe hacerlo mejor”, completaron los firmantes.

Entre el centenar de asociaciones rubricaron la carta Amnesty International, Acceso a los medicamentos Irlanda ACT, Association of Women of Southern Europe (AFEM), Coalición para la Promoción de la Salud y el Desarrollo Social (HEPS Uganda), AIDS NowFundation, Misión Salud Colombia, Initiative for Medicines, Access, & Knowledge (I-MAK), Lobby for Catholic Social JusticeNew, Oxfam Partners, Vaccine Alliance (PVA) y CitizenPublic.

CARTA COMPLETA: https://healthgap.org/pfizerletter/