LA INDUSTRIA MULTINACIONAL PASA A LA OFENSIVA Y RECHAZA EL PROYECTO DE EXENCIÓN DE LAS PATENTES COVID QUE ENCUENTRA NUEVOS ESCOLLOS EN LA OMC

Visto: 644

La Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) rechazó el proyecto de exención de las patentes COVID en la OMC, al que considera “loco” e “improductivo” porque hay sobreproducción de vacunas e incluso se cancelan pedidos, según su visión del mercado global.

El proyecto de exención redactado por el “cuarteto” tampoco consigue despegar y la directora General de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, intentará en las próximas semanas elaborar un nuevo texto de “compromiso” que concite mas apoyo entre los países miembros.

“Estoy sorprendido de que la exención de propiedad intelectual todavía se esté debatiendo, mientras que los suministros de vacunas superan con creces la demanda y algunas fábricas se han paralizado debido a la falta de pedidos”, afirmó Thomas Cueni, director general de IFPMA en conferencia de prensa.

“Con casi mil millones de vacunas que ahora se producen cada mes, la falta de capacidad de vacunación de los países es ahora la principal barrera para detener el COVID-19”, agregó Cueni.

En el primer trimestre del año se entregaron 13.700 millones de dosis de vacunas y se administraron 11.000 millones de dosis, precisó el director de IFPMA.

“Ahora los pedidos se están desacelerando. Los países, así como organizaciones como los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de África, no solo piden que se retrasen los pedidos, sino que los cancelan”, agregó Cueni.

“Las principales voces todavía denuncian la escasez de vacunas. Entiendo la preocupación. Las vacunas no están llegando a todos los que las necesitan. Pero la causa ya no es la falta de suministros. Es la escasez de vacunación, que se debe a la falta de preparación del país, la capacidad de absorción y la falta de recursos necesarios”, redobló el directivo de la federación de las multinacionales farmacéuticas.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, durante la conferencia de prensa, aseguró que el gobierno de Estados Unidos estaba ofreciendo 200 millones de dosis gratuitas a los países más pobres del mundo, pero que estos carecían de la capacidad para administrar las vacunas.

“El problema no es si hay disponibilidad o acceso a precios. El problema es que la infraestructura de estos países es muy pobre, por lo que no pueden absorberlos. No pueden hacer una campaña de vacunación”, dijo Bourla.

Bourla agregó que una de las lecciones clave de la pandemia es que se debería haber prestado más atención a la preparación de los países para las campañas de vacunación y que esas vacunas llegaran en tiempo a sus poblaciones.

También describió cualquier movimiento para eliminar la propiedad intelectual de las vacunas como "loco", mientras que el director ejecutivo de Roche, Bill Anderson, lo describió como "improductivo".

Bourla analizó que uno de los mejores aspectos de la pandemia fue la colaboración público-privada, particularmente con las agencias reguladoras.

Bourla elogió particularmente a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), la Agencia Europea de Medicamentos y las agencias reguladoras canadienses, israelíes y japoneses por sus rápidas revisiones de los datos de la industria.

“Lo que no ayudó fue la politización: si te vacunas o no, si usas una máscara o no. Eso creó un daño tremendo a la salud global”, lamentó Bourla.

El director ejecutivo de Eli Lilly, David Ricks, advirtió que las compañías farmacéuticas y los inversores “nunca habrían invertido” en tratar de desarrollar vacunas contra el COVID “si no existiera la promesa de la PI”.

“Las próximas inversiones en tecnología desconocida que podemos reutilizar para la próxima pandemia no se realizarán si los inversores creen que la propiedad intelectual se verá socavada”, advirtió Ricks.

La IFPMA señaló que había "una aceptación cada vez mayor de que la sociedad tendrá que vivir con COVID-19", y que la innovación continua sigue siendo esencial para ampliar las diez vacunas que hasta ahora han recibido la aprobación de la Lista de uso de emergencia de la OMS y los 18 tratamientos diferentes que han recibido. aprobado en el Reino Unido, Estados Unidos y UE.

La consultora de mercado Airfinity ha disminuido su previsión de ventas globales para las vacunas contra el COVID-19 este año de 80.800 millones de dólares a 64.100 millones de dólares.

Airfinity pronosticó que la demanda anual será de 6 mil millones de dosis este año, cayendo a entre 2 y 4 mil millones en 2023.

El análisis de la producción, las entregas, los acuerdos de suministro y las dosis administradas de vacunas muestra que la demanda está cayendo y, con ella, las ventas de vacunas. Las tasas de vacunación en todo el mundo han disminuido rápidamente desde principios de 2022.

Mientras la industria rechaza, se espera que la directora de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, presente un nuevo texto de “compromiso” sobre la exención de los ADPIC, que concite de mayor apoyo, revelaron fuentes del organismo a Geneva Health Files.

“El texto de compromiso filtrado entre los cuatro miembros del Cuarteto ha tenido problemas para obtener el respaldo de Estados Unidos, India y Sudáfrica. Se entiende que es sólo la Unión Europea, que hasta ahora ha prestado apoyo a la versión actual del texto de compromiso sobre la propuesta de exención de los ADPIC. (El texto actual se asemeja a la propuesta original de la UE sobre la clarificación de las normas sobre licencias obligatorias)”, publicó Geneva Health Files.

Si bien las consultas internas continúan dentro de los países a nivel de gobiernos, las razones para no apoyar el texto varían entre estos los miembros claves del “cuartero.

Las razones para no respaldar el texto son estratégicas para los proponentes de la exención dadas las profundas concesiones en comparación con su propuesta original”, escribió el sitio especializado de Ginebra.

“Después de semanas de estancamiento durante las cuales supuestamente se pidió a los proponentes de la exención que aprobaran el texto de compromiso, ahora se espera que la Directora General lleve este texto a los miembros en general, sin tal aprobación, dijeron fuentes diplomáticas. Ella había dirigido las discusiones entre este pequeño grupo de miembros desde diciembre de 2021”, agregó.

Hasta ahora, las discusiones sobre este texto de compromiso no se han considerado formalmente dentro de la OMC. No se han programado reuniones del Consejo de los ADPIC hasta el momento y faltan menos de tres meses para la reunión ministerial de la OMC, y el resultado de la exención de los ADPIC sigue considerándose una panacea a corto plazo para salvar la relevancia de la OMC”, analizó la editora Priti Patnaik.

“Sin embargo, considerando que casi 3 mil millones de personas siguen sin vacunarse contra el COVID-19, y la necesidad de terapias y diagnósticos no ha disminuido, la relevancia de la Exención de los ADPIC sigue siendo importante, dicen los activistas”, mencionó la editora.

Algunos apuntan a los desarrollos en curso con respecto a los desafíos en el uso de las flexibilidades de los ADPIC (el enfoque de política preferido de la UE en lugar de la exención). El mes pasado, Knowledge Ecology International (KEI) informó sobre la oposición de Pfizer el 18 de marzo de 2022 a la solicitud de KEI de una licencia obligatoria en República Dominicana para Paxlovid.

Las fuentes también sugirieron que sin un foro formal para discutir el texto de compromiso, es difícil para otros miembros de la OMC dar a conocer sus posiciones. “No está claro en qué medida, otros copatrocinadores de la propuesta de exención, llevarán esto adelante”.

Algunos delegados indicaron que si el texto de compromiso “muere de muerte natural”, habría margen para mejorar el texto actual o negociar la propuesta de exención original.

Se sabe que China ha protestado enérgicamente por ser excluida de la implementación de una exención tal como se entiende en los criterios sugeridos por el texto de compromiso actual, pues para ser un país “elegible” no debió superar una cuota del diez por ciento o más del total de vacunas COVID vendidas el año pasado.

“Para los proponentes, los esfuerzos serán para combatir los criterios de elegibilidad que buscan acotar el alcance de la implementación, presionar para incluir terapias y diagnósticos en el alcance del producto de cualquier exención y, para desafiar el requisito de lista de patentes como se describe en el texto actual, dijeron fuentes familiarizadas con las deliberaciones”, publicó Priti Patnaik.

Los países en desarrollo “están ansiosos por obtener un resultado sobre la propuesta de exención, de lo contrario, condicionarían su apoyo a la respuesta más amplia de la OMC a la pandemia”, indicaron fuentes diplomáticas.

Fuentes de la OMC también sugirieron que el enfoque de grupos pequeños utilizado en estas discusiones de exención ahora se sugiere como un enfoque para las negociaciones sobre otros asuntos de la OMC, incluidos los de pesca y agricultura. Las deliberaciones de los grupos pequeños han sido criticadas por ser “opacas y no inclusivas”.

“Sea cual sea el resultado, el tiempo se acaba. Y también ha mostrado la renuencia de muchos países a abordar los problemas de equidad de manera significativa en la OMC”, agregó la periodista.

“Si la directora General quiere salvar la OMC, debe presentar el texto de compromiso en su papel de facilitadora”, comentó un diplomático de un país en desarrollo a Geneva Health Files.

“Y en caso de que el texto de compromiso esté muerto en el agua, los activistas de todo el mundo pueden sentirse aliviados, ya que muchos ven el texto actual como un mal precedente”, concluyó Priti Patnaik.