LOS NIH DE ESTADOS UNIDOS PROPUSIERON DIVULGAR INFORMACIÓN SOBRE LAS INVESTIGACIONES CON LOS MURCIÉLAGOS DE WUHAN EN……..TREINTA AÑOS

Visto: 646

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos propusieron divulgar recién dentro de treinta años la información confidencial sobre su patrocinio de las investigaciones con los coronavirus de murciélagos en el Laboratorio de Virología de Wuhan, en respuesta a una requisitoria periodística.

El plazo de treinta años para acceder a información confidencial fue la respuesta que recibió el sitio estadounidense US Right to Know que ha presentado diecisiete solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA) ante los Institutos Nacionales de Salud (NIH), para obtener documentación aún no publicada sobre las investigaciones con los coronavirus en el Instituto de Virología de Wuhan patrocinadas por los NIH  a través de EcoHealth Alliance.

US Right to Know, que se define como un grupo de investigación sin fines de lucro, ha solicitado “a esta agencia gubernamental financiada por los contribuyentes que nos brinde a nosotros, y al público, correspondencia, informes y otra información sobre el conocimiento y la respuesta de los NIH a la pandemia”, publicó recientemente.

“Después de esperar e intentar trabajar con los NIH durante más de un año, presentamos una demanda contra la agencia por violar la Ley de Libertad de Información con respecto a nueve de nuestras solicitudes de registros”, informó.

Como ejemplo mencionó que los NIH “aún no han proporcionado ni un solo registro en respuesta a una solicitud que presentamos el 5 de noviembre de 2020, ni la agencia ha proporcionado un cronograma sobre cuándo podría proporcionar documentos”.

“Esta es nuestra segunda demanda FOIA contra los NIH con respecto a los orígenes de Covid-19. En nuestra primera demanda de la FOIA contra los NIH, los NIH propusieron proporcionar los documentos que la ley les exigía en un plazo de treinta años”, explicó Gary Ruskin es director ejecutivo de US Right to Know.

La demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington, DC, busca un amplio acceso a los registros de los NIH, incluidos los siguientes:

Comunicaciones entre los NIH y el grupo estadounidense EcoHealth Alliance, que recibió decenas de millones de dólares en fondos del gobierno de Estados Unidos y se asoció con el Instituto de Virología Wuhan de China y lo financió.

Las solicitudes de registro buscan solicitudes de subvención de EcoHealth Alliance, informes de progreso, acuerdos de financiación y documentos relacionados.

Comunicaciones entre los NIH y el Instituto de Virología de Wuhan.

Documentos relacionados con los Laboratorios de las Montañas Rocosas de los NIH.

Documentos relacionados con el “Programa de Prevención de Amenazas Patógenas Emergentes (PREEMPT)”, que forma parte de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA).

Comunicaciones entre los NIH y la Organización Mundial de la Salud sobre los orígenes de COVID-19.

“Nos han dicho durante casi dos años que 'sigamos la ciencia', que miremos a nuestras instituciones gubernamentales para conocer los hechos sobre Covid-19, incluido cómo surgió este nuevo coronavirus. Estamos tratando de llegar a esos hechos y sacarlos a la luz. No está claro por qué los NIH están luchando contra nosotros en esto”, lamentó el director Gary Ruskin.

US Right to Know publicó recientemente documentos confidenciales del Departamento de Estado y de la Central Nacional Inteligencia disponibles en el sitio Pharmabaires.

En un artículo importante de Newsweek, Jason Foster, presidente de Empower Oversight, una organización dedicada a la “rendición de cuentas e integridad pública a través del poder de la información”, sostuvo que los NIH “están administrando mal las solicitudes de la FOIA y bloqueando el acceso de la gran mayoría de los estadounidenses a los registros federales”.

“El director de los NIH, Francis Collins, estaba revisando y autorizando las solicitudes de la FOIA de los periodistas, un uso extraño del tiempo por parte del director de una agencia de salud pública en medio de una pandemia”, describió el artículo.