OMS DESTACÓ EL “GRAN ÉXITO” DEL PAXLOVID, PERO ESTÁ “EXTREMADAMENTE PREOCUPADA” DE QUE SE REPITA LA INEQUIDAD DE LAS VACUNAS COVID

Visto: 633

La OMS calificó de “gran éxito” la terapia contra la COVID con el antiviral oral Paxlovid, pero “está extremadamente preocupada de que, como ocurrió con las vacunas, los países de ingresos bajos y medianos vuelvan a verse al final de la cola cuando se trata de acceder a este tratamiento”, lamentó por anticipado.

La organización formuló una “fuerte recomendación” para los tratamientos con nirmatrelvir y ritonavir, vendidos bajo el nombre de Paxlovid, para pacientes con COVID leve y moderado con mayor riesgo de hospitalización, calificándolos “como la mejor opción terapéutica para pacientes de alto riesgo hasta la fecha”.

Sin embargo, “la disponibilidad, la falta de transparencia de precios en los acuerdos bilaterales realizados por el productor y la necesidad de realizar pruebas rápidas y precisas antes de administrarlo están convirtiendo este medicamento que salva vidas en un gran desafío para los países de ingresos bajos y medianos”, analizó la OMS.

Pfizer, fabricante del medicamento antiviral oral (una combinación de tabletas de nirmatrelvir y ritonavir) anunció recientemente un acuerdo a través de Medicines Patent Pool (MPP) para que 35 laboratorios de doce países fabriquen versiones genéricas del Paxlovid para su distribución en 95 países de ingresos bajos y medios,

El nuevo medicamento estrella de Pfizer “se recomienda encarecidamente para pacientes con COVID-19 no grave que tienen el mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave y hospitalización, como pacientes no vacunados, mayores o inmunodeprimidos”, afirmó la OMS.

Esta recomendación se basa en nuevos datos de dos ensayos controlados aleatorios con 3078 pacientes. Los datos muestran que el riesgo de hospitalización se reduce en un 85% después de este tratamiento.

En un grupo de alto riesgo (más del 10% de riesgo de hospitalización), eso significa 84 hospitalizaciones menos por cada 1000 pacientes.

La OMS desaconsejó el tratamiento en pacientes con menor riesgo, “ya que se encontró que los beneficios son insignificantes”.

Un obstáculo para los países de bajos y medianos ingresos es que el medicamento solo se puede administrar mientras la enfermedad se encuentra en sus primeras etapas.

“La falta de transparencia por parte de la empresa original dificulta que las organizaciones de salud pública obtengan una imagen precisa de la disponibilidad del medicamento, qué países están involucrados en acuerdos bilaterales y cuánto están pagando. Además, un acuerdo de licencia realizado por Pfizer con el Medicines Patent Pool limita el número de países que pueden beneficiarse de la producción genérica del medicamento”, cuestionó la OMS.

Pero la OMS agregó que “la disponibilidad, la falta de transparencia de precios en los acuerdos bilaterales realizados por el productor y la necesidad de realizar pruebas rápidas y precisas antes de administrarlo están convirtiendo este medicamento que salva vidas en un gran desafío para las personas de ingresos bajos y medianos. los paises".

Lisa Hedman, oficial técnica de la OMS para el Acceso a Medicamentos, señaló que los acuerdos de Paxlovid informados en el dominio público "muestran un total que parece estar dentro de la capacidad de producción de Pfizer, que ha estimado en aproximadamente 80 a 100 mil millones de tratamientos por año".

Sin embargo, Hedman -durante una conferencia de prensa -advirtió que “no todos los acuerdos se informan en el dominio público” y la OMS estaba al tanto de “varios grandes compradores, incluidos acuerdos multilaterales y un par de países” que “en realidad podrían afectar la oferta en el corto plazo".

Pfizer ha señalado entre las dificultades del acceso a Paxlovid la falta de aprobación regulatoria rápida, de estrategias de asignación, de capacidad de los sistemas de salud y la falta de pruebas de COVID-19 (el antiviral es solo es efectivo si se administra a las personas en una etapa temprana de la infección).

Pfizer anunció el mes pasado que proporcionaría a UNICEF hasta cuatro millones de tratamientos para 95 países de ingresos bajos y medianos, en espera de autorización o aprobación.

“Suministrar a UNICEF es una parte importante de nuestra estrategia integral para acelerar el acceso a Paxlovid para tratar la infección por COVID-19 lo más rápido posible y a un precio asequible para disminuir la presión sobre los sistemas de atención médica y ayudar a salvar vidas en países de bajos y medianos ingresos”, dijo el CEO de Pfizer, Albert Bourla.

El medicamento original, vendido bajo el nombre de Paxlovid, se incluyó en la lista de precalificación de la OMS, pero los productos genéricos aún no están disponibles de fabricantes con garantía de calidad.

Varias empresas de genéricos (muchas de las cuales están cubiertas por el acuerdo de licencia entre el Pool de Medicamentos y Pfizer) están en conversaciones con la Precalificación de la OMS, pero pueden tardar un tiempo en cumplir con los estándares internacionales para que puedan suministrar el medicamento a nivel internacional.

Por lo tanto, la OMS “recomienda encarecidamente que Pfizer haga que sus precios y acuerdos sean más transparentes y que amplíe el alcance geográfico de su licencia con el Medicines Patent Pool para que más fabricantes de genéricos puedan comenzar a producir el medicamento y hacerlo disponible más rápido a precios asequibles”.

Las sublicencias negociadas con 35 fabricantes de genéricos son resultado del acuerdo entre MPP y Pfizer firmado en noviembre de 2021 para suministrar versiones genéricas de nirmatrelvir, el ingrediente principal del medicamento patentado por Pfizer, al costo a países que representan alrededor del 53% de la población mundial.

El acuerdo establece que Pfizer no recibirá regalías de las ventas de nirmatrelvir mientras la Organización Mundial de la Salud considere al COVID-19 como una emergencia de salud pública.

Entre las 35 empresas licenciadas figuran Nortec Química de Brasil, NeouPharma de México y MagnaChem de República Dominicana, las únicas por América Latina.

Los demás países que albergan a las compañías sublicenciadas son India (17 laboratorios), Vietnam, Bangladesh, China, Corea del Sur, Jordania, Serbia, Pakistán e Israel. Ucrania figura como “asignatura pendiente”.

MPP adelantó que seis compañías se enfocarán en producir la sustancia farmacéutica, nueve compañías producirán el producto farmacéutico terminado y el resto hará ambas etapas de producción.

"Hemos establecido una estrategia integral en asociación con gobiernos de todo el mundo, líderes internacionales de salud mundial y fabricantes globales para ayudar a garantizar el acceso a nuestro tratamiento oral COVID-19 para pacientes necesitados en todo el mundo", elogió Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer.

Sin embargo, los activistas rápidamente criticaron el acuerdo, con el argumento que tomaría muchos meses establecer realmente las líneas de producción genéricas del medicamento.

En una carta conjunta al CEO de Pfizer, Albert Bourla, rubricada por un consorcio de 100 grupos activistas, incluidos Amnistía Internacional, Misión Salud de Colombia y Oxfam, pidieron que Pfizer destine inmediatamente dos tercios del suministro de su medicamento Paxlovid disponible de la compañía a países de ingresos bajos y medios, "donde existe una necesidad proporcional".

"En la actualidad, Pfizer ha vendido preferentemente todas sus dosis de Paxlovid desde la primera mitad de 2022 a un puñado de países de altos ingresos, y ha prometido tentativamente suministrar solo 10 millones de cursos de tratamiento de LMIC (países en vía de desarrollo o de desarrollo intermedio)", declaró el Proyecto de Acceso Global a la Salud (Health Gap), uno de los signatarios de la carta.