APOYO ABRUMADOR A LA REFORMA FINANCIERA DE LA OMS, Y COMPLEJA APROBACIÓN PARA EL RSI, BAJO LA PRESIÓN DE GRUPOS ULTRADERECHISTAS

Visto: 551

En una decisión innovadora que reducirá la dependencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de los donantes individuales o corporativos, la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) aprobó que la mitad del presupuesto del organismo mundial surgirá de las cuotas de los países miembros para 2030.

Al mismo tiempo, las reformas al Reglamento Sanitario Internacional (RSI) aprobadas sobre el cierre de la Asamblea Mundial enfrentó básicamente a Estados Unidos con los países africanos, mientras grupos ultraderechistas y anti vacunas activaban sus campañas contra la supuesta cesión de “soberanía” que se concedería a la OMS.

La Asamblea aprobó en su totalidad las recomendaciones formuladas por el Grupo de Trabajo sobre Financiación Sostenible presidido por el alemán Björn Kümmel, que también incluye propuestas para aumentar la eficiencia del organismo.

"Cuando se aprobó, tengo que admitir que tenía una lágrima en el ojo", confesó el alemán Kümmel a Health Policy Watch luego de la aprobación.

"Llevo diez años cubriendo la OMS y siempre he pensado que la situación financiera era insostenible. Pero cuando me pidieron que dirigiera este proceso hace un año y medio, me dijeron que era imposible de hacer. Este es un éxito del multilateralismo", agregó Kümmel, quien es subdirector de la división de Salud Global del Ministerio de Salud de Alemania.

Los aumentos incrementales de las cuotas de los Estados miembros (conocidos como contribuciones prorrateadas), comenzarán con un aumento del 20% en el presupuesto del próximo año.

Actualmente, la OMS obtiene el 84% de su presupuesto de donantes y contribuciones voluntarias, lo que la hace deudora de las prioridades de los donantes y de la financiación inflexible que se destina a proyectos particulares y no puede redirigirse a emergencias sanitarias.

El incremento de las cuotas irá acompañado con la constitución de un grupo de trabajo de los Estados Miembros para trabajar con la Secretaría de la OMS a fin de fortalecer la "transparencia, eficiencia, rendición de cuentas y cumplimiento" del organismo.

Los Estados Miembros, en particular los Estados Unidos, han insistido en que, si deben pagar cuotas más elevadas, quieren una OMS más eficiente, recordó Health Policy Watch.

"Muchos expertos han identificado que el actual modelo de financiación de la OMS representa un riesgo para la integridad y la independencia de su labor. La excesiva dependencia de la OMS de las contribuciones voluntarias, con una gran proporción destinada a áreas específicas de trabajo, resulta en una desalineación continua entre las prioridades de la organización y la capacidad de financiarlas", admitió la OMS en un comunicado difundido durante la Asamblea Mundial de la Salud.

Sin embargo, las propuestas para revisar el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) careció del consenso abrumador de la reforma financiera y tal como se esperaba estallaron las discrepancias.

Finalmente, se aprobó una resolución que reduce de dos a un año el plazo para que las enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional.

La medida es parte de un paquete altamente técnico de medidas propuestas por Estados Unidos como la forma más práctica de iniciar el proceso de reforma en respuesta a la pandemia.

Colin McIff, subdirector de la Oficina de Asuntos Globales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, explicó una serie de cambios técnicos que se habían alcanzado para facilitar la aprobación de la resolución.

Entre las medidas consensuadas figuraba conceder a las naciones "tiempo adicional para su consideración", hasta 10 meses, en lugar de nueve, para rechazar o expresar reservas sobre cualquier enmienda futura que se adoptara.

Los países miembros también tendrán hasta 12 meses, el doble de la sugerencia anterior de seis meses, para garantizar que implementan cualquier enmienda del RSI que entre en vigor recientemente.

También se agregó un párrafo, que insta "a colaborar entre sí en la provisión o facilitación de cooperación técnica y apoyo logístico, particularmente en el desarrollo, fortalecimiento y mantenimiento de las capacidades de salud pública requeridas por el Reglamento Sanitario Internacional".

Toda la resolución refleja "nuestro trabajo productivo en conjunto durante los últimos días aquí en la Asamblea de la Salud y refleja el consenso de los estados miembros", dijo McIff al término de la votación. "Quisiéramos agradecer una vez más a los Estados miembros por trabajar juntos en este esfuerzo histórico para fortalecer los IDH".

El RSI son leyes vinculantes que rigen las obligaciones de los países de informar y responder a los patógenos que podrían dar lugar a brotes transfronterizos de enfermedades en emergencias de salud pública.

El RSI se revisó por última vez en 2005 y el Grupo Independiente de Preparación para Pandemias y otros órganos han señalado una serie de insuficiencias a partir de las enseñanzas que dejó la pandemia de COVID-19.  El actual Reglamento fue descrito por el Panel Independiente. como un sistema "analógico" en la era digital.

Esta desactualización en tiempos de pandemia originó demandas para que se revisara el RSI, junto con la negociación de un instrumento o tratado internacional sobre pandemias para preparar mejor al mundo para futuras pandemias.

Estados Unidos presentó en enero pasado su proyecto de propuesta para discutir durante la Asamblea Mundial de la Salud para una serie de enmiendas precisas al RSI, después de 17 años.

La propuesta respaldada por Australia, Colombia, la Unión Europea, el Reino Unido, Japón y Estados Unidos, era la única medida concreta para abordar un nuevo reglamento internacional para emergencias que en gran medida demostró su ineficacia durante la pandemia de COVID-19.

Las naciones africanas expresaron su inquietud a la propuesta de Estados Unidos que sugería 13 reformas, incluidos calendarios estrictos para informar sobre los brotes e introducir un lenguaje sobre el intercambio de secuencias genéticas, formar un nuevo comité de cumplimiento para monitorear la implementación de las naciones y autorizar el envío de equipos de expertos a los sitios de brotes y contaminación.

Irán también se opuso a las medidas técnicas de la propuesta de Estados Unidos para cambiar el Artículo 59 del RSI, diciendo que Teherán "considera prematuro decidir reducir el tiempo de entrada en vigor".

La delegación estadounidense convenció finalmente que sus propuestas estaban destinadas a fomentar un proceso que fuese "más ágil y receptivo a las consideraciones tecnológicas", y que "es esencial que las partes de los estados cumplan" porque "no hay mayor deber para los gobiernos que cuidar la salud pública de sus ciudadanos”.

Mientras tanto, fuera de la AMS estalló un clamor desde la oposición de derecha a las reformas al RSI y a un tratado pandémico sobre la base de que estas cederán la soberanía nacional a la OMS.

Esto ha sido expresado por líderes conservadores como Tucker Carlson de Fox News, la excongresista estadounidense Michele Bachmann y Christine Anderson, miembro del Parlamento Europeo de la derechista y antiinmigrante alemana Alternative für Deutschland.

Algunas de las afirmaciones parecen ser parte de una campaña general de desinformación contra la OMS por parte de los anti vacunas, como lo demuestra una petición contra los cambios en el RSI firmada por varios prominentes teóricos de la supuesta “conspiración” de la vacuna anti-COVID-19.

Paralelamente, se ha pedido al Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que convoque un comité de expertos del RSI para proporcionar información más estudiadas sobre las reformas más necesarias y útiles, y los países miembros tienen tiempo hasta el 30 de septiembre para presentar comentarios o propuestas.

Las negociaciones definitivas sobre la reforma del RSI comenzarán principios de 2023 y para entonces los funcionarios de la OMS esperan que se haya logrado algunos progresos y se puedan asignar cuestiones específicas sin demasiada superposición con un nuevo Tratado Pandémico.

Texto completo RSI