EL CONSEJO MINISTERIAL DE LA OMC DEBATE LA EXENCIÓN DE LAS PATENTES COVID EN UN CONTEXTO DE INCERTIDUMBRE Y CON PROTESTAS GLOBALES

Visto: 503

La Alianza Popular de Vacunas lanzó una campaña mundial de protestas destinadas a presionar a Estados unidos y a los países europeos para que "pongan fin a los monopolios de COVID" y "entreguen una exención real de los ADPIC", durante el Consejo Ministerial de la OMC que desde el domingo deliberará en Ginebra.

"La OMC celebrará su mayor reunión desde el inicio de la pandemia. Sintiendo la presión de hacer algo sobre COVID, los líderes de la OMC han presentado una nueva propuesta falsa que no solo no elimina las barreras de la OMC a la accesibilidad a los medicamentos COVID, sino que en realidad introduce nuevos obstáculos", denunció la Alianza.

Por el contrario, la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, ha expresado su "cauteloso optimismo" de que es posible llegar a un acuerdo sobre la exención de las patentes COVID, según el portavoz de la organización, Daniel Pruzin.

Pruzin aseguró que la Embajadora Lansana Gberie, presidenta del Consejo de los ADPIC, que dirige los debates sobre la exención y la respuesta de la OMC a la pandemia, también era “optimista”.

Según Gberie, las delegaciones "entraron en modo de negociación real, en un esfuerzo por tratar de resolver sus diferencias, particularmente con respecto a las discusiones sobre exenciones", transmitió Pruzin.

Pero la Alianza Popular de Vacunas ha organizado protestas mundiales durante el fin de semana para exigir "una verdadera exención del Acuerdo sobre los ADPIC", durante la reunión ministerial que debió realizarse en noviembre pasado y fue suspendida por el brote de Ómicron.

Okonjo-Iweala presentó un "documento final" sobre la exención a comienzos de mayo, texto que surgió de las negociaciones del “cuarteto” integrado por la Unión Europea, la India, Sudáfrica y Estados Unidos.

Según la OMC, el “cuarteto” adoptó un "enfoque de resolución de problemas destinado a identificar formas prácticas de aclarar, racionalizar y simplificar cómo los gobiernos pueden anular los derechos de patente, bajo ciertas condiciones, para permitir la diversificación de la producción de vacunas COVID-19".

Sin embargo, todavía hay algunos puntos de fricción en la propuesta que ha sido ampliamente condenada por los activistas “por ser demasiado pequeña, demasiado tarde”.

Una propuesta de exención de PI para toda la tecnología relacionada con COVID fue puesta sobre la mesa por primera vez en octubre de 2020 por India y Sudáfrica durante el apogeo de la pandemia, cuando las vacunas escaseaban.

El acuerdo actual se limita a las vacunas contra la COVID-19 y excluye los tratamientos y diagnósticos.