LOS FARMACEUTICOS DICEN QUE NO PUEDEN SOSTENER EL SISTEMA Y QUE SON VICTIMAS DE UNA INTERNA ENTRE LABORATORIOS

Visto: 1244

El atraso del PAMI en cancelar sus deudas por la provisión de medicamentos a sus afiliados, ha desatado otro frente de tormenta en el sector farmacéutico, que pone en debate el modelo de prestaciones que ha funcionado hasta el presente sostenido por la financiación de los farmacéuticos y por la aceptación de la industria de los tiempos impuestos por la obra social de los jubilados para cancelar sus deudas.

Pero, eran otros tiempos. Ahora, inflación y costos de financiamiento hacen crujir el sistema. Aunque el PAMI cancele la deuda, proseguirá el debate por los porcentajes de rentabilidad de las farmacias y de cada actor de la cadena, advirtieron los dirigentes farmacéuticos.

Y, encima, los farmacéuticos perciben que son la variable de ajuste de una puja en que las multinacionales se han puesto de punta” contra  los nacionales, como en los tiempos de la Ley de Patentes.

“Las farmacias argentinas ya no van a sostener el sistema”,  señaló un duro comunicado difundido por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), que reclama una deuda de 400 millones de pesos.

Mientras la entidad madre emitía el duro comunicado, los colegios farmacéuticos de Salta y La Plata cancelaban las prestaciones a los afiliados al PAMI.

El comunicado fue rubricado en conjunto por la COFA, la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF), la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales (AFMySRA) y la Federación Farmaceutica de la República Argentina (FEFARA).

 Las entidades en el comunicado alertaron que “ante la millonaria deuda generada por la recurrente falta de pago de las prestaciones del convenio con PAMI por parte de la Industria Farmacéutica, las entidades no nos responsabilizamos por las consecuencias que esto pueda tener en la continuidad de la atención a los beneficiarios de toda la Seguridad Social”.

“Si no se regulariza en forma urgente el pago de las prestaciones, del convenio con el PAMI, las farmacias no podrán dispensar los medicamentos a los pacientes porque estarán desabastecidas y desfinanciadas”, advirtió la COFA.

Manuel Agotegaray, titular de FEFARA, coincidió en declaraciones para PharmaBaires que “para nosotros el atraso en los pagos es mortal” debido al costo de financiamiento que afrontan las farmacéuticos.
Agotegaray reconoció que para los farmacéuticos “2013 fue un año difícil” y “la verdad es que no hay un panorama alentador para 2014, porque no hay precisiones ni claridad sobre las políticas que se aplicarán en el sector farmacéutico”.
Los farmacéuticos  como“el eslabón más pequeño y vulnerable de la cadena, no puede seguir absorbiendo el costo financiero. No puede seguir siendo la variable de ajuste porque no es viable económicamente”, completó el comunicado conjunto .

Ricardo Pesenti, tesorero de la COFA,  subrayó que el problema del financiamiento ha estallado porque un sector de la industria “dejó de poner el dinero que venía poniendo para sostener en tiempo y sin atrasos el convenio que ellos tienen con el PAMI” para el suministro de medicamentos a los jubilados.

“Acá hay problema de financiación que es parte del problema de la rentabilidad de las farmacias”, explicó Pesenti, para quien el problema es más estructural que coyuntural y no se resolverá solo con la cancelación de la deuda.

“Nosotros cobrábamos las notas de crédito de la industria y será imposible sostener el financiamiento si se atrasan los pagos”, vaticinó Pesenti a Pharmabaires.

El tesorero de la COFA advirtió que “la industria nacional quería adelantar el dinero adeudado, pero Caeme se opuso. Hay una interna según parece entre multinacionales y nacionales, de la que nosotros sufrimos las consecuencias”.