LOS FARMACEUTICOS NO QUIEREN REBAJAS Y PROPUSIERON UNA MESA TRIPARTITA

Visto: 1268

Las negociaciones entre las cámaras farmacéuticas y el gobierno sufrieron un vuelco cuando los farmacéuticos  advirtieron que la retracción de los precios no sólo arrastraría a la industria, sino al propio sistema, incluido el convenio PAMI.

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y la Federación Farmacéutica FEFARA, consiguieron que el diálogo con el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio, Augusto Costa, se convirtiese en una incipiente mesa negociadora tripartita.

Manuel Agotegaray, presidente de FEFARA,  resaltó a Pharmabaires que a los funcionarios se les explicó que “retrotraer los precios de los medicamentos implicaba una dificultad financiera” para las farmacias.

“Hay otras medidas para cuidar el bolsillo, alternativas que podrían ser estudiadas en el tiempo y que involucran en especial el sistema de atención al Pami y las obras sociales”, agregó Agotegaray.

Los voceros de la COFA coincidieron que durante la reunión hubo un mensaje preciso: “tengan en cuenta que con la reducción de los precios están atentando contra la sustentabilidad” del sistema.

“Hemos comprado medicamentos a un precio y si ahora bajan los precios, vamos a perder rentabilidad”, agregaron los voceros de la COFA.

La respuesta de Capitanich fue que “cualquiera sea la decisión que el gobierno adopte al respecto, la grave situación de los farmacéuticos será tenida en cuenta”, reprodujo FEFARA.

“El ministro Kicillof prometió que vamos a tener en cuenta la situación de las farmacias”, coincidieron los voceros de la COFA.

“Ahora vamos  a tener en las negociaciones un lugar que no teníamos antes”, destacaron desde la COFA como uno de los avances que dejó la reunión con los funcionarios.

Agotegaray coincidió que “ha surgido la posibilidad de trabajar en conjunto, de establecer un diálogo tripartito”.

El titular de FEFARA admitió que “hubo una mala comunicación desde el gobierno con las redes de farmacias por falta de diálogo. Tampoco nosotros fuimos capaces de estar en las negociaciones”.

Agotegaray prometió que “vamos a seguir dentro del sistema y nuestra responsabilidad es cuidar el bolsillo de la población”.

Coincidente con el diagnóstico de las entidades farmacéuticas, el tesorero del  Colegio Farmacéutico de Mendoza, Adolfo Brennan, advirtió que “los medicamentos desde el 2007 en adelante han venido aumentando por debajo de la inflación. El promedio de aumento ha sido entre 12 o 13 por ciento cuando la inflación ha estado, en el mejor de los casos, cercano al 22 al 23 por ciento”.

Al mismo tiempo, la estructura de costos de las farmacias (sueldos de empleados, gastos de alquileres y otros) “ha terminado absorbiendo las últimas subas de los precios de los medicamentos”, explicó el mendocino Brennan.

Ese diagnóstico se trasladó a la reunión con Capitanich, Kicillof y Costa, con un mensaje que los funcionarios parecieron interpretar: los farmacéuticos descartaron que puedan volver a financiar el sistema y en especial la bonificación del Convenio Pami, de persistir la exigencia de que la industria aplique una rebaja que devuelva los precios de mercado a los valores de comienzos de diciembre.

Es decir, una eternidad.