IMPORTACIONES FARMACEUTICAS EN LA MIRA DE LAS RESTRICCIONES DEL BCRA

Visto: 1241

El Banco Central está limitando el drenaje de divisas solicitadas por los sectores importadores de mayor volumen –entre los que figuran la industria farmacéutica- y a los que el gobierno ha instado a financiar sus propias importaciones, acudiendo a entidades bancarias del exterior o a sus casas matrices.

  “Los candidatos señalados a la hora de restringir las compras externas son aquellos sectores que realizan muchas importaciones y no exportan en la misma cuantía (y, por ende, son los que más divisas consumen en forma neta)”, advirtió la Consultora Ecolatina.
   La consultora arriesga que “es probable que los mismos estén bajo la mira del gobierno, cuyo objetivo es reducir la demanda de dólares para lograr que las reservas alcancen para cumplir con los fuertes vencimientos de deuda pública que se concentran en 2015”.
   “Tan sólo nueve actividades (fabricación de maquinaria de oficina y de uso general, extracción y refinación de petróleo y gas, las distintas autopartes, productos químicos y farmacéuticos, manufacturas de plástico) sumaron un rojo comercial de 20.400 millones de dólares en 2013”, detalló la consultora.
Además de los impuestos al turismo y la compra de autos (que afecta en mayor medida a los importados), el BCRA está limitando los pedidos de dólares que las empresas realizan para comprar en el exterior. Incluso aquellas firmas que presentan Declaraciones Juradas Anticipicadas de Importación (Djai) autorizada por la Secretaría de Comercio pueden verse afectadas”, aseguró Ecolatina.
   El objetivo es preservar las reservas y “se ha instado a los empresarios a financiar sus propias importaciones mediante mayores plazos de pago, créditos de bancos extranjeros o préstamos de casas matrices”, precisó el informe de la consultora fundada por el ex ministro Roberto Lavagna.
   Ecolatina incluyó en la lista de sectores “sensibles” a la industria farmacéutica, con un déficit de 1.440 millones durante 2013. “No obstante, la importación de estos bienes no puede ser suspendida”, aclara el informe.
 Además, el déficit del sector farmacéutico es casi la mitad del automotriz y lejos de los 4.700 millones del sector de fabricantes de celulares e informática, cuyo déficit sectorial fue del 40 por ciento por las piezas importadas ensambladas luego en Tierra del Fuego.
  “Es esperable que el BCRA autorice la compra de divisas a los importadores que requieren partes extranjeras para producir bienes que luego serán vendidos en el exterior o cuya manufactura local es nula o insuficiente, como en el caso de combustibles y energía. Sin embargo, los sectores con menor peso de negociación y aquellos dedicados a la producción de bienes que no son de primera necesidad se verán perjudicados”, advirtió Ecolatina.
Los nueve sectores “sensibles” por la demanda de divisas son los siguientes: