EEUU VUELVE A LA CARGA POR LAS PATENTES

Visto: 1258

Estados Unidos creó una nueva oficina de “Cooperación internacional de Patentes (OIPC, en sus siglas en inglés) en una renovada ofensiva por fortalecer el régimen de propiedad intelectual en el marco de las negociaciones que mantiene con países de América Latina y Europa por Tratados de Libre Comercio. Además, la FDA suspendió las importaciones de materias primas desde varios laboratorios de India que proveen, además, a Argentina y otros países emergentes.

La nueva oficina dependerá de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO) y será dirigida por Mark Powell, primer comisionado adjunto de la USPTO.

La OIPC se propone como objetivo “el fuerte compromiso con la comunidad de la Propiedad Intelectual en la mejora del sistema internacional de patentes”, señaló el subsecretario de Comercio para la Propiedad Intelectual y director adjunto de la USPTO, Michelle Lee.

“Esto nos permitirá aumentar la seguridad de los derechos de propiedad intelectual al tiempo que reduce los costos para nuestros grupos de interés”, reconoció el funcionario de Washington.

El Observatorio Sudamericano de Patentes ha pronosticado que con la nueva oficina que se convierte en una especie de “fuerza especial”, Washington “anuncia mayores niveles de injerencia de Estados Unidos sobre el resto de las oficinas (de patentes) del mundo”.

Coincidentemente, el gobierno de España ha aprobado recientemente un nuevo proyecto de Ley de Patentes que propone “actualizar” el régimen vigente desde 1986. En la práctica, refuerza la protección de los monopolios de las patentes de las multinacionales farmacéuticas.

La nueva ley garantiza la extensión de las patentes, nuevo usos para medicamentos ya existentes y provocará el aumento de precios por monopolio de mercado, han advertido organizaciones sociales y profesionales de la salud.

Por ejemplo, concede un plazo adicional de cinco años para medicamentos ya existentes y de esa manera bloquea la aparición de genéricos. El gobierno de España sostiene que con esta nueva ley adapta su régimen de patentes a la legislación existente en Europa.

Precisamente, si se trata de genéricos, la FDA de Estados Unidos parece que se ha propuesto bloquear las importaciones procedentes de India, que exporta 93 mil millones anuales de materia prima para la industria farmacéutica mundial.

La FDA prohibió las importaciones desde la fábrica de materia prima de Toansa - propiedad de Ranbaxy Laboratories Ltd. ( RBXY), uno de los fabricantes de medicamentos más grandes de la India y proveedor de AstraZeneca y de Pfizer, para el que fabrica una copia genérica de su propio medicamento Lipitor.

Los inspectores de la FDA realizaron en enero una visita sorpresa a las instalaciones de Toansa, ubicada en una zona rural al norte de Nueva Delhi, y hallaron equipos rotos, ventanas sin vidrios herméticos y moscas "demasiado numerosas para contar ", según el informe de los enviados de la agencia estadounidense.

Poco después, la FDA prohibió la importación para el mercado estadounidense de materias primas fabricadas en la planta de Toansa .

La FDA ya había prohibido las drogas fabricadas por Dewas, otra planta india, según anunció a fines de febrero.

“Los acontecimientos enToansa ayudan a iluminar las condiciones de trabajo en la industria farmacéutica de la India, que ha crecido porque los gobiernos ricos buscan reducir los costos de los tratamientos médicos”, escribió la agencia bloomberg.

La FDA argumentó además que en la planta de Rambaxy en Tonsa falleció a fines del año pasado un trabajador por una explosión de productos químicos.

Ranbaxy se esfuerza por "continuamente fortalecer y mejorar nuestros sistemas, procesos y procedimientos de salud y seguridad en el trabajo", dijo un portavoz en un correo electrónico enviado el 24 de febrero a la agencia estadounidense de noticias.

Toansa fue el último de los cuatro establecimientos industriales fabricantes de genéricos inspeccionados por la FDA en India y cuyos productos fueron suspendidos para venta en Estados Unidos, “por no cumplir con las denominadas Buenas Prácticas de Manufactura actuales”, aseguró la FDA.