MINISTERIO FISCAL RATIFICA CONTROL DE LA NACION PARA FARMACITY

Visto: 1923

La Procuración General de la Nación ratificó que el Ministerio de Salud de La Nación tiene la potestad de ejercer el control sanitario de las farmacias de la Ciudad de Buenos Aires porque los decretos dictados por el Jefe de Gobierno Mauricio Macri a comienzos de año en beneficio exclusivo de Farmacity, no pueden invalidar la denominada “Ley Cafiero” que otorgó una autonomía acotada a la capital argentina.

El dictamen de la Procuración General de la Nación está en poder del equipo jurídico del Ministerio de Salud desde hace una semana, en respuesta a la consulta del organismo nacional sobre los decretos 41/14 y 98/14 de Mauricio Macri, dictados a comienzos de año.

Estos decretos y en especial el 98/14 autoriza a las farmacias a funcionar como poli-rubros. Esos decretos tan amplios autorizan a vender en las farmacias de la CABA todo aquellos productos que NO estuviesen "expresamente prohibido”.

Voceros del Ministerio de Salud confirmaron a Pharmabaires que a partir de este dictamen, “nuestros inspectores están habilitados para volver a inspeccionar a Farmacity” y que si la cadena les prohíbe ingresar “se levantarán las actas correspondientes”.

“Los inspectores van a seguir en la calle” aseguraron, aunque la otra posibilidad es que directamente el Ministerio de Salud acuda a la justicia para pedir que se declaren carentes de toda validez los decretos de Macri.

Con inspectores o por vía judicial, el escenario de los futuros combates es el mismo: la continuidad de una batalla en los tribunales.

La legisladora porteña Gabriela Cerutti de Nuevo Encuentro también se ha sumado a la batalla judicial presentando un pedido de amparo contra los decretos de Macri que a partir de marzo habilitaron a Farmacity a reinstalar sus góndolas con golosinas, barritas de cereales, artículos suntuarios y hasta estanterías con libros, una novedad de los últimos meses.

La legisladora sostuvo que el decreto 98/14 (ampliatorio y que corrigió el 41/14) “es inconstitucional  porque va contra la ley nacional en virtud de que nunca le fue transferido a la Ciudad el poder de policía para regular un tema como este”.

Cerruti insistió que Farmacity “sigue sin cumplir disposición alguna, funcionando sin restricciones y se ha transformado en un auténtico supermercado”.

El funcionamiento sin restricciones está amparado –por ahora- por los decretos del Jefe de Gobierno de la Ciudad y en virtud de esa interpretación sesgada e interesada de que no hay más normas de la Nación por cumplir, la cadena ha habilitado nuevos locales  eludiendo las exigencias de la Ley  17.565 sobre el Ejercicio de la Actividad Farmacéutica.

O sea, para la Ciudad de Buenos Aires todo vale. Por el contrario, para la Nación, algunas sucursales de Farmacity ingresaron en la ilegalidad total.

Farmacity ha sufrido un traspié en la provincia de Buenos Aires donde un fallo de la jueza María Ventura Martínez de La Plata le ha cerrado la posibilidad de desembarcar con el territorio provincial,  ratificando la constitucionalidad de la Ley 10606 de Farmacias. Este fallo ha sido apelado por la cadena en segunda instancia.

La cadena igualmente instaló una cabeza de puente con los locales de “Simplicity” destinados supuestamente a vender productos de perfumería y tocador, además de accesorios de moda.

Uno de sus locales “Simplicity” en Morón fue sancionado por los inspectores del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, al comprobarse que además vendía medicamentos.