PAMI, REGULACION Y PRECIOS, EL CONFLICTO PERMANENTE

Visto: 1285

El mercado farmaceútico hace ruido. No son tiempos apacibles entre el secretario de Comercio Augusto Costa que habla de “irresponsables que se jactan de haber volteado a un gobierno”, el control de precios que se vislumbra en el horizonte y los proyectos legislativos que proponen más organismos reguladores. Y encima el PAMI, que arrastra atrasos en sus pagos.

   El secretario de Comercio con sus “editoriales” sobre la industria farmacéutica casi diarias desde algunos programas de radio, esgrime el mazo en una mano y con la otra promete una relación fecunda con los laboratorios, las farmacias y las droguerías en el futuro....

   El mazo de Costa es la intención de instrumentar “un sistema de monitoreo” de los precios de los medicamentos, según anuncio al periodismo y a los representantes de la industria que por separado pasaron por su despacho.
   Ese sistema “apunta a los costos de los medicamentos”, advirtieron, con preocupación, fuentes del sector y busca establecer los porcentajes de rentabilidad, pago de regalías, costos de importación de la materia prima y otras variables económicas.
   Casi un centenar de laboratorios ya debieron rendir examen en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, en el marco de una investigación más amplia a un abanico de trescientas empresas, elegidas de acuerdo a su monto anual de facturación.
   La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia también anunció que “pasará a investigar si las prácticas de las firmas del sector pueden encuadrarse como “anticompetitivas” en virtud de la denuncia de “cartelización” de precios de Costa y la presidenta Cristina Fernández.
   Pero si Costa apunta a los laboratorios, los farmaceúticos advierten que están “asfixiados”, que dejarán de atender las obras sociales y que muchas “bajarán las persianas” a causa de la imposición de retrotraer los precios y los atrasos del PAMI que se han vuelto habituales. Todavía esperan una reunión con el secretario de Comercio.
   La semana pasada la deuda era de 800 millones de pesos y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA)  alertó “sobre la preocupante situación por la que atraviesa el convenio de provisión de medicamentos ante el importante retraso que se registra en los pagos, cuya deuda en algunos casos alcanza a medicamentos cuya prestación se efectuó en el mes de marzo”.
   “La situación se vuelve aún más grave si se considera que más de la mitad de las recetas dispensadas a los afiliados del PAMI lo son al 100% de cobertura, es decir, cuya financiación recae en su totalidad sobre las farmacias, la amplia mayoría de ellas pequeñas y medianas, que se ven llevadas al borde de su sustentabilidad al superar los atrasos en los pagos los plazos de financiación que se tienen comprometidos con las droguerías”, alertó la COFA.
    “Entendemos que el PAMI tiene problemas financieros más que económicos”, estimaron voceros de la entidad farmacéutica.
    Los farmacéuticos no ocultaron también su preocupación por un proyecto de la ANMAT que propone crear la figura de “Distribuidora de Medicamentos” por cuenta y orden de organismos públicos, obras sociales y empresas medicina prepaga.
   “Esto sería una barrida de la drogueria integral y una distorsión de la cadena, que dejaría a las farmacias relegadas a la condición de correos”, señalaron los dirigentes de la COFA.
   Los beneficiados serían dos o tres droguerías que trabajan con empresas de medicina prepaga y obras sociales sindicales y provinciales como Scienza, Meta y Farmacade.
   Además, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados comenzó a debatir la creación de un Consejo Nacional de Regulación del mercado de Medicamentos, la modificación de la Ley de Genéricos para darle mayor incidencia en las recetas médicas y la conformación de una Agencia Nacional de Laboratorios Públicos.
Estos proyectos requieren de algo más que del impulso parlamentario. Por eso también hay expectativas por quien será el sucesor del ministro de Salud, Juan Manzur, cuyos plazos se acortan para volver a su provincia y asumir la campaña electoral venidera a gobernador.