LOS BIOQUIMICOS DEBEN ADAPTARSE AL NUEVO ESCENARIO PROFESIONAL

Visto: 953

Protección laboral, convenios colectivos de trabajo específicos y escalas salariales dignas, son los “nuevos problemas” de la profesión de bioquímico, que ha sufrido una profunda transformación en la última década y requiere de adaptación al nuevo escenario, en el que deberá salir de atrás de la mesada del laboratorio y acercarse a la gente.

El diagnóstico sobre el nuevo escenario del bioquímico forma parte de las propuestas que Marcelo Peretta, Secretario General del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), compartió con motivo, precisamente, del Día del Bioquímico.   
  
“Sabemos que no pueden resolverse nuevos problemas con viejas recetas, por eso el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos se ofrece a acompañar el nuevo papel del bioquímico con protección laboral, convenios colectivos de trabajo específicos y escalas salariales dignas, que nos permitan ocuparnos de construir un futuro mejor”, afirmó Peretta.
El titular del SAFYB reconoció que “la industrialización y automatización de los análisis clínicos nos tomó desprevenidos, y perdimos nuestras funciones analíticas tradicionales. Quedamos paralizados dejando escapar también nuestro espacio en las tareas pre y posanalíticas”.
Una de las falencias ha sido que “faltó liderazgo en nuestras asociaciones profesionales y educativas”.
“Pero la crisis es siempre oportunidad. Si los análisis clínicos dejaron de ser artesanales, nuestro perfil profesional también debe cambiar”, reforzó Peretta.

En su diagnóstico, Peretta explicó que “la gente ya no necesita proveedores de datos analíticos, sino prestadores sanitarios e informadores clínicos de los análisis, o sea debemos girar desde el “autoanalizador” al “paciente”.
 
“Si la evaluación, interpretación y comunicación rutinaria de datos analíticos al médico, la convertimos en información personal y coloquial al paciente, con contención y educación, el bioquímico vuelve a ser indispensable”, vislumbró el titular del SAFYB.
 
La atención bioquímica directa al paciente, con pruebas analíticas sencillas y mínimamente invasivas, de glucemia, colesterol, tiroides, hemoglobina, y otros indicadores de salud, cuyo control preventivo se recomienda realizar en forma universal y periódica a partir de los 25 años de edad, “proveerá alertas tempranas de enfermedades metabólicas, cardíacas, tiroideas y anemia, o de desvíos terapéuticos que serán corregidos por el médico”, agregó.

Entre sus propuestas, estimó indispensable “abrir el laboratorio a la población, con análisis clínicos de baja complejidad, para prevenir problemas de salud y usar racionalmente los recursos, devolverá importancia a este centro de salud, cuya rentabilidad ha sido defendida hasta el presente sin contemplar las necesidades públicas”.

“La atención bioquímica que me atreví a definir en 2006 y que otros desarrollaron y potenciaron, amplía el papel y la demanda laboral del trabajador bioquímico”, subrayó.
 
Pero,“brindar atención bioquímica requerirá una reingeniería, con cambios de actitud del profesional, quien debe salir de atrás de la mesada del laboratorio y acercarse a la gente, y nuevos planes de estudios, consensos y liderazgos que convertirán esta teoría en realidad”.
Peretta rememoró que el 15 de junio “celebramos el día del bioquímico, en reconocimiento al farmacéutico Juan Sánchez que creó la Carrera de Bioquímica”.

“Si estuviera vivo, el doctor Sánchez nos alentaría a cambiar, a salir de la inercia y encontrar nuestro nuevo rol en la sociedad”, completó Peretta, dejando una promesa y una certeza: “Compañero Bioquímico: cuente con SAFYB que su sindicato cuenta con usted”.