FACTURACION CRECIO 40%, INDEC

La facturación de la industria farmacéutica alcanzó a 18.351.993 millones de pesos durante el tercer trimestre del año, con un incremento acumulado del 40,3 por ciento interanual hasta septiembre pasado, informó el INDEC.   

El instituto oficial de estadísticas precisó que en la sumatoria de los tres primeros trimestres de 2016 la facturación de la industria farmacéutica alcanzó a 50.975.583 millones de pesos, mientras que en igual período del año pasado fue de 36.341.204 millones de pesos. La variación interanual fue de 40,3 por ciento. 

Ese porcentaje admite algunas precisiones, ya que las ventas al mercado interno en realidad alcanzaron un incremento interanual de 42,6 por ciento y las exportaciones un acumulado de 3,2 por ciento. 

  Sin embargo, en la comparación interanual las exportaciones  cayeron 15,4 por ciento en el segundo trimestre y 11 por ciento en el tercer trimestre. El saldo positivo acumulado fue posible porque en el primer trimestre las exportaciones habían crecido 62 por ciento en la comparación interanual.

 La facturación en el tercer trimestre de 2015 fue de 13.376.396 millones de pesos,  de los cuales 12.495.493 millones correspondieron al mercado interno y 882.903 millones a exportaciones. 

En el tercer trimestre de este año, la facturación total fue de 18. 351.993 millones de pesos, de los cuales 17.565.773 millones correspondieron al mercado interno y 786.220 millones a exportaciones.

En consecuencia la facturación del mercado interno creció 40,6 por ciento interanual y las exportaciones cayeron 11 por ciento. 

Las ventas de producción nacional representaron un 70,4% de la facturación total y la reventa local de importados, un 29,6%, según el informe difundido por el INDEC.

La facturación al mercado interno, que incluye la producción nacional destinada al mercado interno y la reventa de artículos importados, alcanzó 95,7% del total.

El aumento interanual de la facturación del 37,2%, surge por la participación de los aumentos de 39,9% de la facturación de producción nacional y de 31% de la reventa local de importados.

En el tercer trimestre, los medicamentos de mayor facturación fueron los medicamentos antineoplásicos e inmunomoduladores con 2.916.910 miles de pesos (representando 15,9% del total facturado), seguidos por los destinados al aparato digestivo y metabolismo con 2.763.268 miles de pesos (15,1%).

Posteriormente, se ubicaron los medicamentos destinados al aparato cardiovascular con 2.417.278 miles de pesos (13,2%) y los destinados al sistema nervioso con 2.347.184 miles de pesos (12,8%).

Estos cuatro grupos de medicamentos concentraron en el tercer trimestre el 56,9% de la facturación de la industria farmacéutica.

El Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB) analizó el reporte del INDEC y su titular, Marcelo Peretta, destacó que “la industria farmacéutica debe estar muy contenta y agradecida al nuevo gobierno que le garantizó una rentabilidad que llega al 40 por ciento”.

“Pero, cuando vemos que las paritarias cerraron con un 34 por ciento para Sanidad y 37 por ciento para SAFyB, está claro que la inflación nos ha ganado claramente en la paritaria”, lamentó Peretta.

En un año tan difícil como este deberíamos haber empatado, pero el reporte del INDEC confirma que la inflación estuvo por encima de las escalas salariales acordadas”, abundó el titular del SAFyB.

Peretta consideró  “positivo para la industria nacional de medicamentos” el informe del INDEC ya que refleja que “fue la que más creció, siendo muy poderosa  y que facturó más que la extranjera”.

“Esto debe ser fuente de trabajo para los argentinos y desarrollo para el país”, rescató Peretta.

Sin embargo, “un tercer enfoque indica que el grupo que más facturado son los oncológicos  y es para lamentarse que sigan creciendo los medicamentos de alto costo”.

Pero, para Peretta también es grave que el segundo grupo de mayor facturación fue de  los antiácidos y medicamentos  digestivos “porque al haber facturado 15 por ciento del total, está marcando que la automedicación y la venta libre están creciendo en la Argentina”.

Que la facturación de los medicamentos destinados al sistema nervioso fuese  del 12,8 por ciento “también desnuda que los argentinos se dopan y hay un abuso de los psicofármacos que es la cuarta categoría más vendida”, agregó Peretta, reiterando que “se necesitan políticas  concretas para el uso regional”.

Después de un año  tan beneficio se le puede pedir a la industria que en 2017 se comprometa a no volver  a aumentarlos para equilibrar el sector, para que los pacientes no se sientan tan agobiados y las farmacias también tengan beneficios”, pidió Peretta.