LA COFA PROPUSO DISCUTIR UNA NUEVA LEY DE MEDICAMENTOS Y LA SSS COMPRAS CENTRALIZADAS

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) instó a discutir una nueva Ley de Medicamentos, mientras que la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS)  propuso –una vez más- que el Estado instrumente la compra centralizada de medicamentos de alto costo, para imponer precios a cambio de volúmenes de compras.

“Es importante que trabajemos en conjunto los médicos, los farmacéuticos y también la industria y las droguerías en una nueva ley de medicamentos, porque desde el año 1964 han pasado muchísimos años y hay que mejorar la ley”, propuso Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina, durante la “Jornada Medicamentos: Bien social, derecho y accesibilidad a la Población”, organizada recientemente por la entidad.

La Jornada fue la primera de un ciclo organizado por la COFA, la Academia Nacional de Medicina y el Foro para el Desarrollo de las Ciencias.

La discusión de una nueva Ley de Medicamentos puede considerarse como una de las deudas pendientes desde el retorno de la democracia pues el primer intento fue con el presidente Raúl Alfonsín y el ministro de Salud, Aldo Neri, entre 1986 y 1987, oportunidad en que se redactó un proyecto discutido con los colegios profesionales, pero que jamás avanzó en el Congreso Nacional.

Precisamente, fue Aldo Neri, en su condición de diputado nacional quien en 2002 obtuvo la promesa de que se discutiría una Ley de Medicamentos que contemplara la nueva complejidad del mercado y del sistema de salud, a cambio de su voto positivo cuando se aprobó la Ley de Prescripción por el Nombre Genérico.

Durante el evento, Luis Scervino, Superintendente de Servicios de Salud, propuso que “la Superintendencia, el PAMI y Nación pueden unirse para hacer una compra centralizada de medicamentos de alto costo”.

“Pero eso no tenemos que ponerlo en bolsitas y distribuirlo, podemos llegar a un acuerdo con la Confederación y con las farmacias para que esos medicamentos se entreguen como corresponde al afiliado que vaya con una credencial. Y que se negocie un acuerdo de cuánto va a percibir el farmacéutico”, propuso Scervino.

El funcionario, hace un año,  durante el Congreso de la Federación Internacional Farmacéutica 2016 en Buenos Aires, ya había formulado una propuesta similar y había enfatizado que el Estado “gasta a lo pavo” en medicamentos.

“Podemos seguir gastando como pavos en nuevas moléculas, pero no cambia sustancialmente la salud”, había advertido durante el congreso internacional.

El titular de la SSS afirmó en aquella oportunidad que “el medicamento de alto costo más la efectividad incierta tiene un alto impacto en el gasto en salud”.
“En Estados Unidos, el medicamento de alto costo es el responsable de la mitad del incremento del gasto en salud desde 2006”, detalló.

Durante la jornada organizada por la COFA, Scervino se refirió a la Cobertura Universal de Salud-CUS Medicamentos (ex Programa Remediar) y afirmó: “Creo que ese es uno de los temas que va a revertirse. Partimos de la base de que se está violando la ley que dice claramente que el medicamento lo debe entregar en la farmacia el profesional farmacéutico”.

El funcionario reiteró que “nosotros estamos totalmente en contra de que se siga entregando medicamentos fuera del ámbito de la farmacia. Probablemente haya una situación de transición, pero hay que instrumentarlo para que se haga de esa manera porque nunca se debería haber hecho de otra”.

Raúl Mascaró, Secretario de la COFA, también criticó la actual falta de farmacéuticos en la implementación de la CUS Medicamentos (ex Programa Remediar), refiriéndose específicamente a la provincia de Río Negro, y sostuvo que “las farmacias están en cada punto de la provincia, dotadas de un profesional calificado y de tecnología para el registro de datos. Sólo falta voluntad política”.

La farmacéutica Claudia Angélica Slezack, del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, describió la experiencia del ex Programa PROFE/ incluir Salud. Se refirió al modelo implementado para que los pacientes accedan al medicamento de calidad y de manos del profesional, constituyendo una experiencia que “resultó posible aprovechando la red de farmacias sanitarias habilitadas”.

Ricardo Pesenti, tesorero de la COFA, reseñó los puntos de la propuesta que la institución hizo en agosto del año pasado al ministro de Salud para la inclusión de las farmacias como prestadoras de la CUS.

Entre otros aspectos, “se plantea una red de farmacias de cabecera, la implementación de recetas digitalizadas y la validación on line; el cobro de honorarios en base a una cápita por paciente y la logística de distribución de medicamentos por droguerías integrales”.

Alicia Merlo, pro-secretaria de la Confederación Farmacéutica, se refirió al medicamento innovador, genérico y similar, aclarando que lo que hay en la Argentina son medicamentos similares, y describió lo establecido por la Ley Nacional 25649 de Prescripción por denominación común internacional.

Rubén Iannantuono, Docente de la 1ª Cátedra de Farmacología de la Facultad de Medicina de la UBA, opinó que “es necesaria la garantía de calidad de todos los medicamentos como contexto para aplicar la Ley de prescripción por nombre genérico”.

Silvia De Bonis, Directora de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de ANMAT destacó, en referencia a la calidad, la necesidad de que todos los profesionales de la salud adhieran a la farmacovigilancia.

La funcionaria también recordó que la ANMAT elaboró un listado de medicamentos por Denominación Común Argentina (DCA) y la presidenta de la COFA, Isabel Reinoso propuso que en el país se utilice ese listado como referencia.