FALLO CONFIRMA QUE FARMACITY NO PODRA DEJAR MEDICAMENTOS AL ALCANCE DE LA MANO

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó un fallo de primera instancia que ordena a Farmacity S.A.  a  retirar de las góndolas de sus locales los medicamentos de “venta libre”,  resolución contenida de un  fallo de diez carillas que precisa los alcances de la profesión del farmacéutico y el expendio de medicamentos.

Si los medicamentos estuviesen al alcance de la mano “la farmacia se limitaría a exponer medicamentos y luego cobrar el precio, sin mayores diferencias con cualquier otra actividad comercial”,  señalaron  los camaristas
Guillermo Treacy y Jorge Alemany, y el secretario de Cámara Walter Lara Correa.

El fallo corresponde a la causa iniciada por la Asociación Protección de Consumidores del Mercado Común del Sur e impone que los medicamentos aún de venta libre deben ser “dispensados personalmente en mostrador por farmacéuticos o personas autorizadas para el expendio”.

Farmacity,  por su parte,  sostuvo que “no ha realizado, ni realiza conducta alguna que represente una ilegalidad manifiesta” puesto que “se encuentra sometida al poder de policía del Estado Nacional quien se encarga de supervisar reiteradamente sus locales”.

Asimismó, argumentó que la Ley Nacional que prohíbe la “venta libre” fuera de las farmacias está “ dirigida a supermercados y/o kioscos y que “la norma nada dice acerca de la exhibición, disposición material y almacenamiento transitorio de tales medicamentos”.

En primera instancia, el juez que intervino hizo lugar parcialmente al pedido de la asociación de consumidores puesto que ordenó a la cadena a que de cumplimiento de lo que dice la ley pero no la multó, algo que había solicitado la asociación. Sin embargo la empresa apeló el fallo, lo que derivó en esta sentencia de la Cámara.

Los camaristas consideraron “acreditado” que Farmacity ofrece medicamentos de venta libre en las góndolas de sus locales y, teniendo en cuenta el debate parlamentario  que acompañó la sanción en el Congreso Nacional de la ley que prohibe la venta  libre,  sostuvieron que “la voluntad legislativa era que todos los medicamentos, aún los de venta libre, sean dispensados personalmente en el mostrador farmaceútico”, reproduciendo tramos del debate en el Senado en que se afirmó que “nuestro país está entre los países que mayor nivel de automedicación tiene en el mundo”

“Resulta evidente que el fármaco no puede estar al alcance del usuario en una góndola, dado que si ello ocurriese la función de la farmacia se limitaría a exponer medicamentos y luego cobrar el precio, sin mayores diferencias con cualquier otra actividad comercial”, remarcó la sentencia.

El fallo también cuestiona a Farmacity por las demoras esgrimidas para la remodelación de sus locales porque “ésta no demuestra de que manera el plazo fijado resulta insuficiente para proceder a quitar los medicamentos de las góndolas basando su defensa en afirmaciones meramentes dogmáticas, poo lo que corresponde confirmarla (la sentencia de primera instancia) también en este aspecto”.    

El consecuencia, los camaristas decidieron confirmar la sentencia de primera instancia y ordenaron a la cadena de farmacias a que retire de las góndolas los medicamentos de “venta libre”.

FUENTE: Pharmabaires.com