EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU APRUEBA RESOLUCIÓN DE ACCESO A MEDICAMENTOS

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución que incorpora el derecho a la salud entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 2030 y propone limitar los derechos de propiedad intelectual mediante el uso de las flexibilidades contempladas en la Declaración de Doha de la OMC.

Estados Unidos aprobó en general la resolución pero anticipó que confrontará con las conclusiones del Panel de Alto Nivel sobre Acceso a Medicamentos del Secretario General de la ONU (del que formó parte el argentino Carlos Correa) que, precisamente, recomienda flexibilizar los sistemas de patentes farmacéuticas y rechazar las exigencias de los tratados de libre comercio para extender los derechos exclusivos.

En la resolución, el Consejo "insta a la comunidad internacional a que siga prestando asistencia a los países en desarrollo para promover la plena realización del derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, incluso mediante el acceso a medicamentos, en particular Medicamentos esenciales y vacunas”.

También pidió a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que elabore un informe en el  marco del derecho a la salud,  “para la aplicación efectiva y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud”.

La resolución señala que al menos un tercio de la población mundial carece de acceso regular a los medicamentos.

También reiteró la necesidad de apoyar la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos para las enfermedades transmisibles y no transmisibles que afectan principalmente a los países en desarrollo, yproporcionar acceso a medicamentos y vacunas esenciales asequibles, de conformidad con la Declaración de Doha sobre el Acuerdo sobre los ADPIC y la Salud Pública,

Estados Unidos aceptó la resolución general, pero expresó su disidencia en incluir las flexibilidades a los derechos de propiedad intelectual en  "el marco del derecho a la salud".

También se opuso a lo que consideraba una amenaza para los derechos de propiedad intelectual.

"Los Estados Unidos se oponen a las declaraciones sobre transferencia de tecnología que se encuentran en las resoluciones adoptadas por este órgano y Estados Unidos continúa oponiéndose a un lenguaje que creemos que socava los derechos de propiedad intelectual", marcó en su disidencia.Estados Unidos también instó a que el Consejo de DDHH no siga las conclusiones del Panel de Alto Nivel sobre Acceso a Medicamentos del Secretario General de la ONU, el cual encontró que países como Estados Unidos pueden estar violando las reglas de la Organización Mundial de Comercio al presionar a otros países para que no usen flexibilidades incorporadas en el Acuerdo sobre los ADPIC.

Al mismo tiempo no hubo acuerdo en el Comité de Patentes de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) durante los debates sostenidos la semana pasada sobre las licencias obligatorias y el pago de regalías a cambio de la  limitación de los derechos de patentes.

La ONG estadounidense Knowledge Ecology International (KEI) solicitó un estudio de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual sobre la jurisprudencia del uso no voluntario de patentes como una limitación de los derechos monopólicos, dijo Andrew Goldman, abogado de política y asuntos legales de la organización, que organizó un evento paralelo a las sesiones oficiales de la OMPI.

El evento paralelo fue organizado por KEI el 5 de julio durante la sesión del Comité Permanente de la OMPI sobre el Derecho de Patentes (SCP).

El panel de expertos convocados por KEI discutió la posibilidad de ejecutar regalías como un remedio a la continuación de la infracción de patentes, con un énfasis particular en los Estados Unidos.

Viviana Muñoz, coordinadora del programa de desarrollo, innovación y propiedad intelectual del Centro Intergubernamental del Sur, dijo que se otorga un número creciente de patentes en todo el mundo y que la infracción "no es una cuestión directa".

Las discusiones llevadas a cabo en el Comité de Derecho de Patentes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual reflejaron “un fuerte interés por los temas, pero desde diferentes ángulos. Algunos países consideran que las patentes pueden afectar el acceso a los medicamentos, mientras que otros consideran que las patentes son el principal impulsor de nuevos productos innovadores. Algunos encuentran el trabajo colaborativo entre las oficinas de patentes primordiales, mientras que otros se preocupan de que podría ser la armonización disfrazada. No faltan propuestas sobre las actividades que se llevarán a cabo en el comité, pero los países deben acordar aquéllas que cumplan sus objetivos comunes”, escribió el sitio especializado IP-Watch.

“Las regalías corrientes, una autorización no voluntaria para usar una patente, son una alternativa a un mandamiento judicial”, dijo Goldman.

“Se han ordenado regalías en los Estados Unidos en relación con diferentes productos en el campo de las tecnologías médicas, incluyendo anticonceptivos orales, lentes de contacto, pruebas de diagnóstico del virus de la hepatitis C y catéteres guía de angioplastia, según Goldman.

Hu Yuan Qiong, asesor legal y de políticas de la Campaña Access de Médicos Sin Fronteras (MSF), afirmó que no importa si el término "licencia obligatoria" se utiliza para administrar regalías mientras “el objetivo sea el uso no voluntario de patentes”..

Sin embargo, “los países desarrollados y en desarrollo se mantuvieron firmes en sus posiciones después de volver a reunirse en la plenaria después de la medianoche, con decepción ...”, completó IP-Watch.