ABBOTT PRESENTÓ EL SENSOR QUE REEMPLAZA LAS PUNCIONES PARA MEDIR EL NIVEL DE GLUCOSA EN PACIENTES CON DIABETES

El nuevo dispositivo evita la rutina de pincharse para medir la glucosa y tampoco precisa calibración mediante punción en los dedos.

El laboratorio Abbott anunció que la ANMAT aprobó FreeStyle Libre, el sistema Flash de monitoreo de glucosa, que es una tecnología revolucionaria para medir niveles de glucosa en niños y adultos con diabetes. Esta novedosa herramienta, que ya está disponible en nuestro país, contribuye a un mejor control de la diabetes, una enfermedad con carácter epidémico, que afecta a 1 de cada 10 adultos en Argentina.

“La diabetes es una preocupación de salud pública creciente en Argentina”, sostuvo Nicolás Mendiberri, Gerente General de Abbott Diabetes Care en Argentina. “Nos complace poder poner a disposición este dispositivo en nuestro país para ayudar a cambiar significativamente el manejo de la diabetes y que los pacientes puedan vivir vidas más plenas y activas”.

Mendiberri precisó que el sistema consiste de dos sensores que deben reemplazarse cada 14 días e implican un gasto mensual de 2.200 pesos mensuales, al margen del lector que se abona por única vez. Estimó que se trata de un costo similar al que demandan las tiras reactivas para cualquier paciente.

El objetivo de ABBOTT  es que las obras sociales y las prepagas adopten el nuevo sistema, aunque puede demandar tiempo al margen del tema económico, porque deberán evaluar su efectividad, reconoció.  

La obra social provincial de San Juan es la primera que contrató con ABBOTT la provisión del novedoso sistema para sus afiliados, explicó el directivo del laboratorio estadounidense. 

El monitoreo de la glucosa, algo que las personas con diabetes deben realizar múltiples veces al día, es un paso esencial y crítico para un manejo adecuado de la diabetes[, principalmente en quienes están bajo tratamiento intensivo con insulina. Sin embargo, 4 de cada 10 pacientes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su doctor o enfermera por el dolor que el pinchazo les genera, por incomodidad, olvidos, falta de tiras para la medición o por hartazgo[.

Con el sistema FreeStyle Libre de Abbott, las personas con diabetes pueden contar con una alternativa indolora y más conveniente para monitorear su glucosa. Consiste en un sensor pequeño, redondeado, aproximadamente del tamaño de una moneda de dos pesos, que se coloca en el brazo y que, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo. Las personas pueden bañarse con el sensor colocado. 

Con sólo acercar el lector, que es un dispositivo similar a un celular pequeño, a unos 4 centímetros del sensor del tamaño de una moneda de dos peses y que se ‘escanea’ automáticamente el dato en menos de un segundo, sin provocar dolor, y arroja además un historial de niveles de glucosa en el tiempo.

“El dolor y las molestias asociadas con el sistema de pinchar los dedos lamentablemente determinan que los controles en algunos pacientes se realicen con menor frecuencia que la ideal, lo cual va en detrimento del manejo óptimo de la diabetes”, explicó  León Litwak, ex presidente de la Sociedad Argentina de Diabetes y miembro del Servicio de Endocrinología, Metabolismo y Medicina Nuclear del Hospital Italiano de Buenos Aires.

“Una de las principales ventajas de este sistema es el hecho de que marca las tendencias que tiene la glucosa en el organismo a subir o bajar. La incorporación del concepto de tendencia es muy importante para prevenir tanto la subida o bajada de glucosa en sangre”, remarcó el doctor Litwak.

En la actualidad, al menos el 60 por ciento de las personas con diabetes no alcanza los objetivos de control glucémico recomendados[. “Esta realidad en parte se explica porque el paciente debe destinar a lo largo del día mucho tiempo, concentración y esfuerzo al control de la diabetes. Por lo tanto, es muy buena noticia que ahora disponga de una herramienta nueva y amigable para seguir de cerca su nivel de glucosa. Es innovadora y además potencialmente puede contribuir en forma significativa a mejorar el control de la diabetes, reduciendo su impacto en el largo plazo”, agregó  Adrián Proietti, médico endocrinólogo, Director del curso de Tecnología aplicada al control y tratamiento de la diabetes de la Sociedad Argentina de Diabetes y Director Médico del Instituto integral de diabetes y tecnología aplicada (IDTA).


“Me pincho el dedo entre 4 y 6 veces al día y hago las correcciones necesarias con alimentos, actividad física y/o medicación. Pero me genera ansiedad no saber ‘dónde estoy parada’ entre monitoreo y monitoreo”, reconoció Adriana Angelina, quien tiene diabetes hace 35 años y preside la Asociación Civil de Diabetes Argentina (ADA).

“El FreeStyle Libre representa un avance paradigmático en el manejo de la diabetes. Permite monitorear los niveles de glucosa sistemáticamente e identificar a tiempo tendencias críticas, por ejemplo durante la noche, porque los síntomas de hipoglucemias pueden pasar inadvertidos al producirse mientras la persona duerme”, remarcó Adriana Angelina.

Tal como explicó Liliana Tieri, directora y fundadora de la Asociación para el Cuidado de la Diabetes en Argentina (CUI.D.AR), y cuya hija tiene diabetes, “el control de la glucosa es un control muy invasivo. Por eso, nos entusiasma la llegada de nuevos avances que facilitan y ‘humanizan’ más la vida de quienes viven con diabetes. Se transforman en avances relevantes y aportes muy bienvenidos porque hacen más amigable su cuidado y control”.

 

Principales características del sistema FreeStyle Libre

  • No necesita calibración mediante punción en los dedos.

  • El sensor es descartable, resistente al agua y se puede colocar en la parte posterior del brazo por un lapso de hasta 14 días.

  • Permite realizar una cantidad ilimitada de mediciones diarias mediante un escaneo indoloro que toma un segundo.

  • Cada escaneo arroja el valor de glucosa del momento, un registro del valor de las últimas 8 horas y muestra la tendencia del valor registrado.

El sistema FreeStyle Libre de Abbott fue introducido en Europa en 2014; ya está disponible en más de 37 países y es utilizado por más de 300 mil personas con diabetes alrededor del mundo. Un estudio clínico publicado en The Lancet y la experiencia de uso de más de 50 mil personas fuera de estudios[ muestran que quienes usan el dispositivo miden su glucosa al menos 15 veces al día. Los estudios arrojaron además que quienes se escanean con mayor frecuencia presentan menos episodios de hipoglucemia e hiperglucemia, al tiempo que mejoran sus niveles promedio de glucosa, lo que demuestra un mejor control.

 

Más información sobre diabetes[1]

Según la Federación Internacional de la Diabetes (IDF), en el mundo hay unos 382 millones de personas que viven con diabetes y se estima que la cifra aumentará en más de un 20 por ciento para fines de 2035[2]. En la Argentina, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) del Ministerio de Salud de la Nación, presentada en 2015, la diabetes afecta a 1 de cada 10 argentinos (9,8%) mayores de 18 años[3].

La diabetes es una enfermedad en la que el organismo no procesa adecuadamente los alimentos para su utilización como energía. En líneas generales, el organismo convierte el alimento en glucosa (azúcar) para su utilización como energía. El páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda a la glucosa a ingresar en las células del organismo.

En personas con diabetes, el organismo no produce suficiente insulina o no puede utilizarla como debería. Entonces, la glucosa no pasa a las células y circula por el torrente sanguíneo y lentamente va provocando daño en los vasos sanguíneos pequeños y grandes, pudiendo ocasionar a futuro severas complicaciones como insuficiencia renal, ceguera, amputación de miembros inferiores, infarto y accidente cerebro vascular.

Por eso, el tratamiento de la diabetes consiste en mantener los niveles de glucosa en sangre lo más normales posible. Las personas con diabetes deben monitorear sus niveles de glucosa regularmente; tradicionalmente, requería que se punzaran el dedo generalmente después de cada comida, al despertar y antes de dormir. Sin embargo, esa práctica no proveía un panorama completo de los niveles en el tiempo, por inconsistencias en el automonitoreo y escasez de información.

Nuevas tecnologías como el sistema FreeStyle Libre ofrecen una completa imagen de las variaciones de glucosa del paciente sólo escaneando el sensor con un lector, eliminando la necesidad de pincharse el dedo[4].

Las formas más comunes de diabetes son la diabetes tipo 1 y la tipo 2. La diabetes tipo 1, antes conocida como infanto-juvenil e insulinodependiente, es aquella en la que el páncreas no produce insulina o lo hace en cantidades mínimas[5]. En la diabetes tipo 2, el páncreas produce insulina, pero las células no la utilizan tan bien como deberían5,[6]. En líneas generales, la diabetes tipo 2 podría ser controlada con cambios en el estilo de vida y generalmente afecta a mayores de 40 que no llevan una adecuada alimentación y que no realizan actividad física regularmente.

Mantener los niveles de glucosa entre parámetros normales puede ser difícil porque muchos aspectos intervienen en ese proceso. Algunos factores a tener en cuenta son:

  • Entender cómo los alimentos afectan los niveles de glucosa: alimentarse saludablemente es importante, pero entender cuánto comer y qué combinaciones de alimentos pueden afectar los niveles de glucosa es crítico para el manejo de la diabetes.  
  • Realizar actividad física regularmente: porque los músculos usan la glucosa como fuente de energía, entonces el ejercicio facilita que el organismo utilice la glucosa más eficientemente.
  • Monitorear los niveles de glucosa con frecuencia: ayuda a las personas con diabetes a identificar cuándo sus niveles están elevados o bajos, para realizar los ajustes necesarios en la medicación o en los hábitos de vida que corresponda.
  • Visitar al profesional para un chequeo general y del estado de los pies: hablar con el médico sobre cuál es un rango aceptable de nivel de glucosa y qué hacer si se está fuera de ese rango.

 

[1]https://idf.org/about-diabetes/52-about-diabetes.html. Último acceso: Junio 2017

[2]Atlas de la FID; sexta edición www.dif.org/diabetesatlas

[3]http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000000544cnt-2015_09_04_encuesta_nacional_factores_riesgo.pdf

[4] Será necesario realizar una prueba de punción digital con un sistema de control de glucosa en sangre cuando los niveles de glucosa cambien rápidamente, si los niveles de glucosa en líquido intersticial no reflejan con precisión los niveles de glucosa en sangre, si el sistema informa de hipoglucemia o hipoglucemia inminente, o si los síntomas no se corresponden con las lecturas del sistema.

[5]http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/diabetes/in-depth/diabetes-management/art-20047963?pg=1

[6]http://www.webmd.com/diabetes/features/5-tips-get-your-diabetes-under-control#1