SIN SALUD COOPERATIVA

Las entidades cooperativas de salud han advertido sobre su incierto futuro, debido a que han sido igualadas con las empresas de medicina privada por la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) y en consecuencia se les aplica la Ley de Regulación de Medicina Prepaga.
“El escenario es complicado porque nos sacaron de la órbita del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para empezar a trabajar debajo de la Superintendencia de Servicios de Salud, entidad que nos iguala a las empresas de salud que buscan el lucro al llamarnos "sociedades mercantiles, denunció Ricardo López,  presidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud (Faess).
La resolución 560/2012 de la SSS ubica a las cooperativas de salud dentro de la Ley de Regulación de Medicina Prepaga (Ley 26.282) sin diferenciar entre Osde, Galeno o Médicus con la Cooperativa de Obras Sanitarias y Servicios Anexos de Venado Tuerto, la Cooperativa de Provisión de Servicios Médicos Asistenciales de Necochea o la Unidad Médica Cooperativa de Apóstoles, Misiones.  
“No nos oponemos a la ley de salud porque el Estado debe regular, reglamentar el sistema sanitario; lo que no corresponde es que las empresas de sanidad de la economía social seamos incorporadas en la Ley de Regulación de Medicina Prepaga”,  cuestionó Raúl Barr, vicepresidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud. “Somos defensores de la salud, la entendemos como un derecho básico, universal pero nunca consideraremos a la salud como una mercadería”, enfatizó Raúl Barr. 

López anticipó que durante el Congreso Argentino de Cooperativas, que se realizará en Rosario, Santa Fe, en septiembre próximo, “vamos a pedir que se anulen los decretos” de la SSS que han colocado a las cooperativas en el mismo paquete que las empresas privadas.

El presidente de Faess también adelantó que desde el Congreso Argentino de Cooperativas impulsarán el Instituto Cooperativo de obra Social para agrupar a los asociados de cooperativas y de emprendimientos sociales que no cuenten con cobertura social.
Ese instituto por sus carácteristicas funcionará en el ámbito del Ines y “no dependerá de la Superintendencia de Servicios de Salud”, subrayó López.