CRISIS DE LOS OPIÁCEOS EN EEUU: PURDUE SE DECLARA CULPABLE Y DEMANDAN A WALMART

Visto: 670

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que presentará una demanda contra la cadena Walmart, acusada de fomentar la crisis de opiáceos en Estados Unidos que provocó casi medio millón de víctimas, al ignorar las señales de advertencia de sus farmacéuticos y surtir miles de recetas no válidas.

Según ha informado Reuters, el gobierno estadounidense ha señalado que Walmart "no se tomó en serio sus deberes de guardián como farmacia".

La demanda señala que "durante años, Walmart mantuvo un sistema que sabía que no detectaba ni informaba adecuadamente las órdenes sospechosas" de opiáceos como OxyContin.

"La investigación del Departamento de Justicia está contaminada por violaciones históricas de la ética, y esta demanda inventa una teoría legal que obliga ilegalmente a los farmacéuticos a interponerse entre los pacientes y sus médicos, y es plagado de inexactitudes fácticas", replicó la corporación multinacional de tiendas de origen estadounidense.

La compañía, considerada como la principal cadena minorista de Estados Unidos, ha calificado la demanda como un "intento transparente de la Administración de Control de Drogas (DEA)” para culparlos de la crisis de los opiáceos” y argumentó que existieron “fallas bien documentadas para evitar que los malos médicos recetaran opioides en primer lugar".

No obstante, el administrador interino de la DEA, Timothy Shea, ha señalado que “cuando las farmacias surten rutinariamente recetas ilegítimas, responsabilizaremos a todos los responsables, incluido Walmart".

"Se han perdido demasiadas vidas debido a fallas de supervisión y los encargados de la responsabilidad han hecho la vista gorda", aseguró Shea.

Según la demanda, Walmart "llenó ilegalmente miles de recetas de sustancias controladas no válidas".

Además, la demanda señala que "durante años, Walmart mantuvo un sistema que sabía que no detectaba ni informaba adecuadamente las órdenes sospechosas".

En Estados Unidos el desregulado sistema de venta de medicamentos permite que los supermercados ofrezcan medicamentos como parte de la oferta al cliente. Walmart también vende armas y municiones.

Al mismo tiempo, dos de los propietarios de Purdue Pharma, la empresa que fabrica el analgésico OxyContin, han reconocido ante un comité del Congreso de Estados Unidos que su medicamento tuvo un papel en la crisis nacional de los opioides, pero no llegaron a disculparse ni a admitir irregularidades.

La agencia Reuters informó que David Sackler, miembro de la familia propietaria de Purdue Pharma, ha expresado su "profunda tristeza" por las muertes estimadas en 470 mil desde comienzos del 2000.

OxyContin es un medicamento con el que Purdue tenía la intención de ayudar a las personas, y ha ayudado y sigue ayudando a millones de estadunidenses”, indicó uno de los dueños del laboratorio, en quiebra desde el año pasado para evitar, básicamente, el pago de miles de indemnizaciones a los familiares de las víctimas.

Según los críticos de la farmacéutica, los esfuerzos de mercadotecnia de la compañía contribuyeron a una crisis de sobredosis y adicción a los opioides que se ha relacionado con 470.000 muertes en Estados Unidos durante las últimas dos décadas.

Kathe Sackler, prima de David Sackler, declaró al Comité para la Supervisión de la Cámara de Representantes que “la pérdida de cualquier miembro de la familia o ser querido es terriblemente dolorosa y nada es más trágico que la pérdida de un hijo”.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre su papel en la empresa, indicó que había hecho un examen de conciencia. “He tratado de averiguar si hay algo que podría haber hecho de manera diferente sabiendo lo que sabía entonces, no lo que sé ahora”, respondió.

“No hay nada que pueda encontrar que hubiera hecho de otra manera”, añadió.

El representante Kelly Armstrong, republicano de Dakota, recalcó que los ingresos por ventas de OxyContin aumentaron incluso después de que la compañía se declaró culpable de delitos por la comercialización indebida del medicamento.