AMÉRICA LATINA DESCUBRIÓ CON LA PANDEMIA SU DÉFICIT EN LA PRODUCCIÓN DE MEDICAMENTOS, CONCLUSIÓN FORO ACCESO

Visto: 2102

América Latina importa diez veces más medicamentos de los que produce localmente y recién a partir de la pandemia de COVID se activaron proyectos para producir vacunas en la región impulsados por la OPS, fue una de las conclusiones de II Encuentro Regional Acceso: “Políticas necesarias para garantizar el acceso a vacunas COVID-19”.

La ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, fue quien expuso sobre el acceso “inequitativo” a las vacunas pues “el 80 por ciento de la producción ha terminado en los países de altos ingresos”, pese a que América Latina fue “la región con más impacto durante la pandemia con el 80 por ciento de los casos”.

Vizzotti reconoció que las cláusulas de confidencialidad exigida por los fabricantes de vacunas “ha impactado de forma negativa en nuestras sociedades y es importante la transparencia a futuro”.

Vizzotti remarcó que procedimientos de matriz solidaria como COVAX “fueron perjudicados por los acuerdos bilaterales” entre los fabricantes y los países ricos.

Al mismo tiempo destacó la flamante plataforma regional desarrollada por la OPS para fabricar vacunas con fórmula ARN mensajero, para lo cual han sido seleccionados laboratorios de Brasil y Argentina.

“La colaboración regional es fundamental para extender capacidad productiva de la región a precios justos”, reforzó la ministra argentina.

Sobre la posibilidad de una tercera dosis como avanza la vacunación en la mayoría de los países europeos, Vizzotti precisó que “nosotros tenemos la protección extendida y evaluamos una tercera dosis en el primer trimestre de 2022 para los trabajadores de la salud y las embarazadas y estamos trabajando para tener refuerzos disponibles”.

En tal sentido, explicó que la prioridad actual es que “más personas reciban una dosis o el esquema completo de vacunación, a que menos personas reciban una tercera dosis”.

La funcionaria afirmó que “las reuniones con entidades científicas nos enriquecen muchísimo y ha sido una experiencia positiva con medicamentos de alto precio y cannabis”.

Erika Dueñas, responsable de propiedad intelectual de la División de Acceso a Medicamentos y Productos de Salud de la OMS, rescató el Fondo de Acceso a la Tecnología COVID-19 (C-TAP) creado en marzo de 2020.

“Es un mecanismo voluntario y la OMS está discutiendo con sus estados miembros sobre que incentivos se pueden otorgar para alentar la transferencia de la tecnología”, explicó la representante de la OMS.

Pero, reconoció que “los fabricantes quieren mantener el control del mercado negociando licencias restrictivas”.

Dueñas recordó que la OMS alentó a través de una resolución la producción local de medicamentos para aumentar la oferta utilizando las flexibilidades que admite la OMC para las patentes farmacéuticas.

La OMS a través del mecanismo C-TAP alienta los “acuerdos bilaterales con inclusión de transferencia de tecnologías” y el Fondo es monitoreado por el Observatorio Mundial sobre I&D de la OMS, con el copatrocinio de otras agencias de la ONU, como PNUD y UNITAID, y el apoyo como socio externo de The Medicines Patent Pool (Fondo de Patentes de Medicamentos -MPP).

MPP es una organización internacional respaldada por UNITAID y fundada en julio de 2010 “para favorecer la transferencia de licencias en favor de fabricantes de genéricos en condiciones de producir”, detalló la expositora.

También recordó el llamado solidario a liberar las patentes de las vacunas y tratamientos para el COVID que a comienzos de la pandemia efectuó el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y que fue apoyado, entre otros países, por Argentina.

James Fitzgerald, director de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS, mencionó que “trabajamos fuertemente con gobiernos, la academia y la industria privada para expandir la producción y alcanzar el acceso equitativo a precios justos”.

Fitzgerald anticipó que la OPS realizará en breve “otro llamado para oferentes públicos y privados que puedan fabricar o suministrar materias primas vinculadas a la producción de vacunas”.

El Fondo Rotatorio de la OPS “ya suministró mas de 300 millones de dólares en tratamientos, para superar el desabastecimiento percibido en algunos países”, durante la pandemia, aseveró.

La OPS y CLACSO, presentarán el jueves 14 un informe sobre “Salud y Economía”, anticipó.

Alejandra Sánchez Cabezas, de Acceso, aseveró que “en un mundo capitalista seguimos subordinados al mercado” y mencionó como ejemplo que en Argentina “los anticonceptivos durante la pandemia aumentaron 2,5 veces por sobre la inflación y en Perú nueve veces”

Esta es una batalla que venimos perdiendo desde hace décadas”, reconoció, pero pidió “un esfuerzo extra para conseguir equidad porque los tiempos lo requieren”. 

El Foro para la Promoción del Acceso Universal a las Vacunas COVID (Acceso), está integrado por Médicos sin Fronteras, Farmacéuticos sin Fronteras, la Asociación de Economía de la Salud (AES), la Red Argentina de Investigadores de Salud -RAIIS,  la Sociedad Médica Brasileña, la Red Bioética Latinoamérica y el Caribe, la Universidad Nacional de Tres de Febrero, entidades científicas y académicas de México y de otros países latinoamericanos.