NUEVAS DROGAS PERMITEN TRATAMIENTO PERSONALIZADO DE LA LEUCEMIA CRÓNICA

La aparición de nuevas drogas que han sido aprobadas recién en los últimos dos años, permiten abordar tratamientos personalizados para la leucemia linfática crónica (LLC), una enfermedad que representa el 30 por ciento de los casos de leucemia en el mundo.

La leucemia linfática crónica es el caso de leucemia más común, representa el 8 por ciento de los casos de enfermedades neoplasicas y tiene más incidencia entre los hombres que entre las mujeres.

Los nuevos medicamentos que permiten tratamientos personalizados son los monoclonales Obionotuzumab, Oofatumumab, Ibrutinib y Venetoclax, explicó Carolina Pavlovsky, médica hematóloga y jefe del Departamento de Investigación Clínica de FUNDALEU.

Las nuevas drogas como Ventoclax tienen una ventaja comparativa con las ya existentes para la LLC como el Ibrutinib, explicó Pavlovsky, durante una conferencia en la Academia Nacional de Medicina, patrocinada por el laboratorio Abbvie.

Por ejemplo, Ibrutinib hay que recetarlo “de por vida”, mientras Venetoclax ha demostrado su efectividad en tiempo limitado. Además las nuevas drogas facilitan los tratamientos porque se suministran por vía oral.

“Las drogas de última generación van directamente al blanco y permiten elegir el mejor tratamiento personalizado según el perfil del paciente”, resaltó Pavlovsky  

La médica resaltó que la LLC “no se cura, pero los nuevos tratamientos mejoran sustancialmente la calidad de vida del paciente”.

Pavlovsky reconoció que algunos estudios de la LLC “son complejos y caros, pero necesarios”.

La LLC puede detectarse desde un chequeo de rutina de glóbulos blancos a otros más complejos de biología molecular, agregó la profesional.

A su vez, Fernando Piotrowski, director ejecutivo de la Asociación ALMA, que nuclea a los enfermos de LLC reseñó al auditorio las dificultades que significa convivir con la enfermedad, especialmente cuando el paciente debe enfrascarse en trámites burocráticos con el PAMI, su prepaga o las obras sociales, para conseguir la medicación.

Piotrowski explicó que además de las nuevas drogas hay “opciones terapéuticas disponibles que incluyen quimioterapia, trasplante de médula osea o terapia blanco dirigida”.

Paviovsky advirtió que “un tercio de los pacientes con LLC se comportan de forma indolente, permaneciendo estable sin requerir tratamiento, otro tercio, cuando el diagnóstico de la enfermedad progresa, requiere abordaje terapéutico. Y el último tercio, es aquel en estado más agresivo, que debe iniciar el tratamiento al momento de ser diagnosticado”.

Piotrowski dejó un mensaje de optimismo:”· Desde ALMA pedimos no rendirse y sostener la batalla a nivel grupal contra la enfermedad”.

Abbvie, por su parte, difundió infografías sobre la enfermedad y sus síntomas habituales que son la anemia, la fatiga, hematomas o hemorragias, el sistema inmunológico debilitado y propensión a las infecciones.