LA ONU ANUNCIA "REVOLUCIONARIO" ACUERDO DE PRECIOS PARA MEDICAMENTO CONTRA EL SIDA

Marmora, Davies, Motsoaledi y Sidibé durante la conferencia de prensa en la ONU

La ONU y fundaciones privadas como de Bill y Melinda Gates y Unitaid, anunciaron en el marco de la Asamblea Anual de Naciones Unidas un acuerdo “revolucionario” de precios para garantizar una píldora contra el VIH que contiene la droga clave dolutegravir a un precio de 75 dólares al año para los países de ingresos bajos y medianos.

El acuerdo de precios fue anunciado en una conferencia de prensa durante la Asamblea General de la ONU por Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, Aaron Motsoaledi, ministro de Salud de Sudáfrica, y el argentino Lelio Marmora, director ejecutivo de la OnG Unitaid. A ellos se sumó Dame Sally Davies, la directora médica del Reino Unido.
Durante la conferencia de prensa se aseguró que el acuerdo "constituye un paso importante para asegurar la disponibilidad de un tratamiento mundial de alta calidad para el VIH".

En el acuerdo de precios por el genérico dolutegravir intervinieron numerosos socios involucrados en la tramitación, entre ellos los gobiernos de Sudáfrica y Kenya, junto con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA) La Fundación Bill & Melinda Gates (BMGF), Unitaid, el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID), el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del SIDA (PEPFAR), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) , y el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, junto con Mylan Laboratories Limited y Aurobindo Pharma,
La Fundación Gates informó con el apoyo de la fundación The Clinton Health Access Initiative (CHAI), "concluyó recientemente acuerdos de precio máximo con Mylan y Aurobindo con el objetivo de acelerar la disponibilidad de la nueva combinación de dosis para el sector público a precios reducidos"."Se espera que algunos acuerdos, que establecen un límite máximo de precios ahorrarán a los compradores del sector público más de 1.000 millones de dólares en los próximos seis años", afirmó en un comunicado.

La directora ejecutiva de la Fundación de Bill y Melinda Gates, Sue Desmond-Hellmann, resaltó que “esta nueva asociación sin precedentes -la más grande de su tipo jamás vista en la salud mundial- transformará millones de vidas haciendo que una droga altamente efectiva sea más asequible para los países con el mayor número de personas que viven con el VIH”. 
“La Fundación Bill & Melinda Gates está en una posición única para ayudar en este esfuerzo”, enftizó Sue Desmond-Hellmann.

En una entrevista con el sitio especializado Intellectual Property Watch, el médico Philippe Duneton, director ejecutivo adjunto de Unitaid, explicó en detalle cómo se formó el acuerdo y por qué es tan importante.
“En los medicamentos para el VIH o fármacos ARV, siempre se trata de innovación y ha tomado mucho tiempo alcanzar el mejor tratamiento", afirmó Duneton.
“Este es el mejor de los mejores porque es fácil de tomar (una combinación por día) con menos efectos secundarios, tiene una resistencia contra las barreras genéticas por lo que hay menos riesgo de desarrollar resistencia y la gente si se olvida una vez de tomarlo, igual siguen siendo protegidos, además de que es mucho más poderoso", explicó sobre la píldora de dolutegravir.

Duneton agradeció a los laboratorios Mylan y Aurobindo “por comprender la responsabilidad de poner la píldora de dolutegravir a disposición no solo para los pacientes en el Norte global, y por trabajar con Unitaid y otras organizaciones para llegar a un acuerdo”.
Unitaid es una iniciativa internacional que promueve el acceso al tratamiento de enfermedades como el sida, la malaria y la tuberculosis en poblaciones de países en vías de desarrollo, con sede en las oficinas de Ginebra de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero que goza de autonomía. 
Duneton comparó que un nuevo medicamento contra el VIH suele tardar doce años en llegar a Africa, desde su registro en los países desarrollados de Occidente. A partir de este acuerdo estará accesible en plazos similares a los que demanda su registro y comercialización en otros mercados.

ONUSIDA simultáneamente emitió un llamamiento para acelerar el ritmo de acción para poner fin al SIDA. 
"El enfoque Fast-Track es salvar más y más vidas", afirmó su director Michel Sidibé.
"En 2016, 19,5 millones de personas -más de la mitad de los 36,7 millones de personas que viven con el VIH- tuvieron acceso a tratamientos que salvan vidas. El número de personas que murieron de enfermedades relacionadas con el SIDA se ha reducido en casi la mitad desde 2005, y el número global de nuevas infecciones por el VIH se ha reducido en un 11% desde 2010”, afirmó el titular de ONUSIDA.
"Aun así, el ritmo no es suficiente para terminar con el SIDA como un amenaza para la salud pública que es uno de los objetivos de las Naciones Unidas para 2030”, completó el comunicado difundido por la ONU y las fundaciones asociadas en la iniciativa.

En cuanto al abogado argentino Lelio Mármora (h), de 50 años, con antecedentes laborales en el Banco Mundial, es director ejecutivo de Unitaid desde 2014 y en recientes declaraciones al diario El País de España resaltó que “somos los únicos que estamos en contacto con todos los agentes: administración, industria, ONG, OMS...Lógicamente, los laboratorios, la industria farmacéutica es uno de sus interlocutores clave”.
“La agenda de la industria no la define la salud pública, la marcan sus departamentos de marketing, pero podemos establecerla nosotros", señaló Mármora.
imagen INTELLECTUAL PROPERTY WATCH


Foto: Marmora, Davies, Motsoaledi y Sidibé durante la conferencia de prensa en la ONU