“En los primeros 3 años de vida se desarrolla el 85% del cerebro”

Visto: 196

Entrevista de Pharmabaires I Simposio Mead Johnson de actualización en Nutrición Infantil

“En los primeros 3 años de vida se desarrolla el 85% del cerebro” una de las conclusiones del evento.

El encuentro, realizado en Buenos Aires, contó con la visita de prestigiosos invitados extranjeros quienes comentaron los últimos adelantos científicos en la especialidad ante más de 400 pediatras, coincidiendo al destacar que en los primeros 3 años de vida se desarrolla el 85% del cerebro. Los doctores Jon VanderhoofColin Rudolph, Berthold Koletzko y la Dra. Iris Schapira expusieron sobre las últimas novedades en materia de nutrición infantil. Pharmabaires conversó con la médica argentina Iris Schapira, expositora en el simposio junto a los otros destacados referentes mundiales.

La Dra. Iris Schapira, directora de la carrera de Especialización en Desarrollo Infantil de la Facultad de Medicina de la UBA, destacó la importancia de la lactancia materna, así como de la observación y evaluación del desarrollo integral del niño en la consulta pediátrica, teniendo en cuenta el significado del concepto actual de desarrollo y sus áreas de observación (motriz, social, cognitiva y de comunicación):

P: Vemos que se trató de un simposio de actualización de nutrición infantil y lo primero que nos preguntamos es ¿que hay de nuevo en este tema? ¿o que es lo mejor cuando se trata de nutrir a un bebé?.

R: Para un bebé no hay nada mejor que la leche materna, exclusivamente hasta los seis meses, edad en la cual el lactante puede ingerir semisólidos, continuando con la leche materna hasta los dos años. Inclusive para la mamá que se tiene que ir a trabajar se puede extraer la leche materna manualmente y conservarla hasta que sea la hora de alimentarse.

P: Como médica su especialidad es clave en detectar signos que no resultan normales en el desarrollo infantil. ¿Qué nos puede comentar en este sentido?

El observar es lo que nos va a dar las herramientas para darnos cuenta si el desarrollo de un chico es el normal. Hay signos que en un proceso de crecimiento saludable no deberían estar: Por ejemplo si un chico está extendido y rígido, si fija demasiado la mirada o si no mueve las extremidades de un lado, son síntomas que deben ser motivo de una consulta al neurólogo. Esto sin caer en extremos de padres que, por ejemplo, se ponen ansiosos ante un resfrío o cualquier síntoma normal propio de edad.

P: En su opinión, ¿qué factores fundamentales inciden en el desarrollo infantil?

R: Un ítem importante para el crecimiento es la generación de una rutina. Un adulto puede almorzar un día a las 12 y al día siguiente a las 16 sin embargo para un bebé la repetición de los hábitos, dentro de lo posible en el mismo horario, es una parte importante del desarrollo. La rutina ayuda a organizar el cerebro y se torna importante en el crecimiento. Al mismo tiempo es conveniente anunciarle al chico verbalmente lo que se hace: “Ahora te voy a bañar” o “nos vamos al hospital para para una consulta médica”  parece de locos que uno le hable a un bebé pero es la manera de comenzar contribuir al desarrollo del lenguaje comprensivo.

P: ¿Qué es lo más aconsejable para alentar el desarrollo de un recién nacido?

R: Vamos a una juguetería y siendo adultos nos encantan los chiches con luces, música y otros estímulos, pero la sobre-estimulación de esta naturaleza es perjudicial para un bebé. A un chico recién nacido al que por ejemplo todo el mundo le hace morisquetas, más la sumatoria de la televisión prendida y/o un teléfono móvil, lo que hace, en realidad, es inhibir su capacidad de aprendizaje. Lo ideal es una sola persona jugando con un solo chiche. De otro modo hay una saturación de estímulos.

“Muchas veces –continuó la Dra. Shapira- un bebé frente a una pantalla de TV se queda inmóvil, como también frente a un teléfono celular y lo que ocurre es que en los primeros años de vida  las redes inter-neuronales todavía no están preparadas para este tipo de estimulación, que afecta en forma negativa el desarrollo”. En este sentido –indicó- tenemos guias gratuitas, a las cuales se puede acceder, entre otras formas por la maternidad Sardá: “Los años formativos” que comprende hasta la edad de 5 años  es una y otra es la “Guía para padres prematuros”.

P: En relación a las campañas pública, ¿qué le parece que abunda, qué es lo que falta y qué mensaje le daría a los padres?

R: Hoy en día hay mucha información disponible y son los padres los que muchas veces traen preguntas e inquietudes apropiadas. Abundan la info y las campañas sobre la lactancia materna y en cambio no hay campañas sobre redes neuronales, pantallas y sobre-estimulación. En materia de evaluación del crecimiento hemos avanzado muchísimo y hay una carrera de desarrollo infantil en la UBA así como programas de evaluación en todo el país, por ejemplo en este sentido es destacable lo que hace la Ciudad de Buenos Aires, con sus programas de evaluación de prematuros y chicos en situación de riesgo. A los pediatras y también a los padres les diría que es importante el acompañamiento familiar y la observación tomada como instrumento para el desarrollo de la vida misma con el objetivo de que los chicos desplieguen todas las potencialidades y habilidades que contribuyen a que alcancen una vida plena como personas.