¿QUÉ HARÁ FRANCIA CON 8.500 RESPIRADORES OSIRIS? (ADVERTENCIA PARA COMPRADORES LATINOAMERICANOS)

Visto: 371

Es sabido de todos que en la fase aguda del Covid-19 es necesario material de reanimación y especialmente respiradores. Air liquide Médical Systems es el fabricante francés de dos modelos de respiradores, uno el Osiris que se utiliza en las ambulancias y el otro modelo el T60 que es el que se utiliza en las salas de reanimación.

Air liquide le propuso al gobierno francés la creación de un consorcio con otras tres grandes empresas francesas, PSA, Valeo y Schneider electric y el gobierno le encargó 10.000 respiradores a precio de costo, es decir tres mil euros la unidad.

Cuando llegó el momento de la fabricación, 5.000 de un modelo y 5.000 del otro, fabricaron 8.500 del modelo Osiris, ya que son necesarios solamente 300 componentes y que son menos complejos de armar y solo 1.500 del T60.

El problema es que existen médicos como el doctor Philippe Meyer, especialista en reanimación del hospital Necker en París, que declaró: “No es claramente, lo digo con pudor, un respirador adaptado al tratamiento de una complicación respiratoria aguda. Da la impresión de un efecto de anuncio para demostrar que eran capaces de producir 10.000 respiradores. Pero personalmente no utilizaré un Osiris en reanimación. Eso está claro”.

Otro colega anestesista reanimador en el Centro Universitario Hospitalario de Nantes, el doctor Yves Rebufat, fue mucho más crítico: “Si usted utiliza un Osiris para el síndrome respiratorio agudo, usted corre el riesgo de matar al paciente al término del tercer día porque no está hecho para eso”.

“Los enfermos del Covid no son fáciles de ventilar. Se necesitan respiradores eficaces con un sistema de control de presión y de volúmenes. Como mucho se pueden utilizar para transportar un paciente durante media hora para hacerle un escáner, pero es lo máximo

que se le puede pedir a este modelo”, advirtió el doctor Rebufat.

Entonces, estos respiradores, ¿Van a hacer utilizados para otro tipo de patología, y reemplazarán respiradores más sofisticados que han sido devueltos a la reanimación? ¿Serán destinados a las situaciones de urgencia o de catástrofes? ¿Se venderán al extranjero o alimentarán el stock destinado a la cooperación internacional?.

Informe desde Francia de Silvia Le Boennec