Dengue: la epidemia local que crece a pasos agigantados

Visto: 177

Por: María del Pilar Estevan – Gerente Farmacéutica de Farmacity

Hace casi dos meses que de lo único que se habla en materia de salud en Argentina es de la Pandemia de Covid-19. Y tiene lógica si uno ve que desde su aparición ya son 273 los muertos en el país y cuatro millones los contagiados a nivel mundial. En este marco es interesante preguntarse si ésta es la única cuestión que hoy aqueja a la salud de nuestra sociedad. Definitivamente la respuesta es no y las autoridades sanitarias así lo entienden.

Según informa el Ministerio de Salud de la Nación, en los últimos ocho meses los casos de dengue en Argentina aumentaron en más de un 700% y ya son más de 16.822 los casos confirmados por nexo epidemiológico autóctono en lo que va de 2020, lo que genera un aumento exponencial con respecto a los dos años previos. Además, este salto considerable ha generado en las últimas 32 semanas 21 personas fallecidas.

El dengue es una enfermedad viral causada por la picadura de mosquitos hembra infectados, principalmente de la familia Aedes aegypti que viven en nuestras casas y alrededores. La enfermedad tiene los siguientes síntomas: fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones. Puede haber náuseas y vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos, erupción en la piel. Estas señales en nuestro organismo se presentan luego de un periodo de incubación de 4 a 10 días y suelen durar de 2 a 7 días.

Por eso, ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, personal de salud y expertos recomiendan recurrir lo más pronto posible a un médico y no automedicarse, acción que podría agravar más el proceso.

Hoy se sabe que el mosquito trasmisor deambula por todos lados y la mejor forma de evitar el contagio es la prevención, especialmente en lo referido a eliminar los criaderos, es decir, de todos los recipientes que contengan agua estancada dentro del hogar, oficina o jardín, emplear repelentes, utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas durante las actividades al aire libre y colocar mosquiteros en puertas, ventanas y cunas y cochecitos de bebés.

También se recomienda cambiar cada tres días el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o de agua de lluvia, dentro y fuera de la casa. Lo cierto es que este virus dejó de ser protagonista solo en aquellas zonas rurales con inmensos pastizales. Hoy está más cerca que nunca y hay que cuidarse.

Hasta el momento, la provincia de Misiones registra la mayor incidencia acumulada del período con 207,5 casos por cada 100 mil habitantes, seguida por La Rioja, Jujuy y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con tasas de 166,9, 131,5 y 120,5 respectivamente.

Todas esta situación, con infectados y muertes evidencian una problemática que está tapada por el contexto actual, pero que recrudece cada día no sólo en la Ciudad de Buenos Aires, sino en varias provincias, donde los enfermos de dengue hoy se cuentan de a miles. Una situación que es necesario abordar y poner sobre la mesa para evitar males peores.

En estos días en los que nos centramos en el coronavirus no hay que olvidarse del mosquito y de las medidas preventivas. Porque el dengue está entre nosotros.

Para más información sobre medidas de prevención, Buenos Aires: FUNCEI, 2019. Libro digital. Archivo Digital: descarga y online: https://online.flippingbook.com/view/870332/22/