SUERO EQUINO: CIEN CABALLOS PODRÍAN RESPONDER A LA DEMANDA DE 30 MIL PACIENTES DE COVID 19

Visto: 1045

Un caballo genera 300 tratamientos de suero equino y en consecuencia con un centenar de equinos se podría garantizar 30 mil tratamientos para enfermos de COVID 19, explicó Fernando Goldbaum, investigador superior del CONICET y socio fundador y director del laboratorio Inmunova, que dentro de pocas semanas comenzará un ensayo masivo en el país de esta terapia novedosa contra la enfermedad.

Goldbaum destacó durante un Zoom del centro de profesionales farmacéuticos Ceprofar, que “en las próximas semanas Argentina será el primer país del mundo donde los pacientes de COVID 19 comenzarán a recibir el suero equino”.

A este avance, Goldbaum lo definió como “un ejemplo de la interrelación pública y privada en la investigación científica” ya que en el proyecto participan Inmunova, Biol, Mabxience por el sector privado, más el Instituto Leloir, el CONICET, el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI), el Instituto Malbrán, la UNSAM, la ANMAT y el Ministerio de Salud de la Nación.

Goldbaum explicó que están a la espera de que ANMAT apruebe los protocolos para comenzar a reclutar pacientes que deberán sumar alrededor de doscientos cincuenta repartidos en diez o quince centros de investigación para fines de agosto.

Los protocolos están también a la espera de la aprobación de los comités de ética de los centros de investigación donde se realizarán los ensayos entre los que mencionó al Hospital Pirovano, el Sanatorio Güemes y el Hospital Italiano, entre otros del área AMBA donde se focalizará el ensayo.

Goldbaum admitió que “evaluar un protocolo llevaba tres meses y ahora pretendemos que se expidan en tres días”, en virtud de los plazos perentorios que impone la pandemia.

Nosotros buscamos algo rápido para bajar los costos de esta terrible pandemia. Pero lo haremos de la forma científica más seria”, subrayó.

El investigador resaltó que “en pocos meses logramos un desarrollo que en otras circunstancias hubiese demandado un año, pero ahora estamos ingresando en una escala en que podremos aplicar la mayor cantidad de tratamientos a la mayor cantidad de pacientes posibles”.

El efecto hasta ahora demostrado por el suero equino suministrado en etapa temprana a pacientes moderados es que baja la carga viral y evita que llegue a una terapia intensiva, “que es uno de los objetivos centrales”, remarcó.

Goldbaum mencionó que ensayos similares con suero equino se han iniciado en Brasil, Costa Rica y Estados Unidos “pensando también en esta estrategia, pero hay tantas estrategias que a veces te mareas”.

El investigador aclaró que “los protocolos de la OMS son muy estrictos inclusos para con los animales utilizados en el ensayo que deben someterse a un plan de estudio de enfermedades virales previas, tener chips, la exigencia de que se le extraiga la sangre de determinada forma, estar en determinados establos individuales cumpliendo con las buenas practicas de manufactura que se aplica para la industria farmacéutica y cumplir con los controles periódicos de las autoridades regulatorias.

“Aunque funcione la vacuna nuestro suero coexistiría con la vacuna como ocurre con el tétano que se resuelve con vacuna y suero”, explicó Fernando Goldbaum.

Se trata de “un pack tecnológico que puede funcionar con el suero utilizado en forma continuada junto con la vacuna”, remarcó durante el Zoom.