PAMI LANZARÁ PROGRAMA PARA EL USO RACIONAL DEL MEDICAMENTO

Visto: 512

El PAMI estudia un programa para el uso racional del medicamento porque el 20 por ciento son “prescripciones inapropiadas”, anticipó Ginette Soulas, farmacéutica asesora de la obra social de los jubilados.

El PAMI gasta actualmente 7.800 millones pesos mensuales en medicamentos y aunque mejoró “la accesibilidad” para los jubilados, al mismo tiempo “preocupa la posibilidad de sobremedicación”, señaló Soulas, farmacéutica por la UBA y diplomada en Economía Política de Salud de la Universidad Nacional de J.C Paz (UNPAZ).

Soulas mencionó como ejemplos de sobremedicación que en septiembre se prescribió 50 por ciento mas de omeprazol que durante igual mes del año pasado.

También creció sugestivamente la demanda entre los afiliados de PAMI de ivermectina, el antiparasitario que demostró eficacia en los tratamientos COVID y que en breve será autorizado para esa terapia.

No sabemos aún si nuestros afiliados compran ivermectina para tener en stock o por prescripciones médicas inadecuadas”, reflexionó Soulas, durante un zoom organizado por el centro de profesionales farmacéuticos CEPROFAR.

“Hay aberraciones en nuestro vademécum alentadas por la industria, que queremos ir retirando”, subrayó la expositora.

Entonces, PAMI se propone impulsar “el uso racional del medicamento a futuro” mediante un programa que incluirá dos ejes.

El primero será la implementación de topes terapéuticos. El segundo “limpiar” el vademécum de asociaciones de drogas sin efecto terapéutico o, incluso, de efectos nocivos colaterales.

Por ejemplo, entre “las asociaciones irracionales” mencionó amoxicilina con diclofenac y hemoxican con Glucosamina, de la cual PAMI ya comprobó que “el consumo de hemoxican era innecesario”.

El debate convocado por CEPROFAR contó además con la participación de Gladys Leguizamón, nutricionista licenciada en la UNLA y Lucas Goldín, médico de la UBA y cursante superior de Geriatría y Gerentología de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, con la coordinación de la farmacéutica Florencia Tiseyra.