LA LEGISLATURA PORTEÑA DISTINGUIÓ A INVESTIGADORES DEL HOSPITAL DE NIÑOS POR SU INVESTIGACIÓN SOBRE EL CHAGAS

Visto: 335

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires distinguió al equipo de investigadores del Servicio de Parasitología y Chagas del Hospital de Niños “Dr. Ricardo Gutiérrez”, por su investigación sobre una nueva formulación para tratar la enfermedad de Chagas en pacientes pediátricos.

El grupo de médicos e investigadores estuvo liderado por Jaime Marcelo Altcheh, Jefe del Departamento de Parasitología y Chagas del Hospital de Niños e investigador principal del CONICET.

El estudio basado en la utilización del medicamento Nifurtimox y que contó con el patrocinio del Laboratorio Bayer, constituye un hito en la pediatría argentina y latinoamericana, ya que se estima que el 80% de las personas afectadas de Chagas son de América Latina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el mundo existen entre 6 a 7 millones de personas infectadas, y en la Argentina, según estimaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría, nacen anualmente 1.200 niños con la enfermedad de Chagas.

El Nifurtimox es uno de los dos medicamentos disponibles en el mundo que son eficaces para tratar la enfermedad de Chagas, fue desarrollado por el Laboratorio Bayer y forma parte del listado de Medicamentos Esenciales de la OMS.

Bayer se enorgullece por acompañar el desarrollo de este estudio prospectivo, que condujo a una mejor dosificación del medicamento para recién nacidos, lactantes, niños y niñas, y que resulta fundamental para los casos congénitos”, señaló el laboratorio alemán.

Tanto la detección como el tratamiento temprano son claves ya que la enfermedad presenta una alta tasa de curación cuando es detectada a tiempo y tratada poco después de la infección.

De las personas no tratadas, un 30% de los casos presenta secuelas como compromiso cardíaco y, en menor porcentaje, compromiso gastrointestinal.

Sobre la enfermedad de Chagas

El Chagas es una enfermedad causada por el parásito Trypanosoma cruzi, el cual se transmite al humano a través de las heces de un vector infectado, la vinchuca triatomino, pero también puede contagiarse por transfusión sanguínea o trasplante de órganos infectados, durante la gestación por vía transplacentaria o por la ingestión de alimentos contaminados.