LA GRIPE PROVOCA AUSENTISMOS Y ALTOS COSTOS ECONOMICOS

Visto: 881

La gripe en los adultos sanos y el ámbito laboral

La incidencia de la gripe en adultos oscila entre un 10 a 20%, siendo mayor en adultos jóvenes para luego declinar con el aumento de edad.  Por ello esta enfermedad es de especial incidencia en el ámbito laboral: el mayor impacto de la gripe en la comunidad es debido a la pérdida de fuerza laboral y los costos que esto conlleva ya que afecta a una parte importante de la sociedad en etapa laboralmente activa.

En general la gripe provoca un promedio de ausentismo de 5 días por cada episodio. También se ha descripto que, en aquellos trabajadores que se reintegran a la actividad luego de un cuadro gripal pueden presentar trastornos en el tiempo de reacción a los estímulos, hecho que es de particular importancia en personal que debe operar máquinas, conducir o manejar instrumentos de precisión.

A esto habría que agregar los costos que esto implica: en los Estados Unidos por ejemplo se traduce en una pérdida anual de 74.000.000 de días de trabajo y pérdidas económicas de 12.000.000.000 de dólares, por lo que la prevención de la gripe en los trabajadores no debería ser un tema menor para el empleador.

La mejor medida para prevenir la gripe es la vacunación anual: a través de diferentes estudios se comprobó que la eficacia de la vacuna antigripal como método de prevención en adultos sanos es del 70% a 90% cuando hay una buena correlación entre el virus vaccinal y el que circula en la comunidad, y cuando esta correlación es pobre la eficacia de la misma es del 40% a 60%.

De acuerdo a diversos estudios de costo-efectividad de la vacuna antigripal en éste grupo, se estima que por cada trabajador vacunado se ahorran aproximadamente de 15 a 50 dólares.

Además, la efectividad clínica de la vacuna contra el virus de influenza ha sido valorada en diversos estudios en adultos sanos ya que se demostró que la vacuna reduce entre un 25% y un 40% los episodios de infecciones respiratorias altas, un 43% los días laborales perdidos por infecciones respiratorias altas y entre un 40% a 75% de ausentismo por síndrome tipo influenza.    

Otro de los beneficios que conlleva la vacunación es la reducción de visitas al médico: se ha observado una disminución de más del 40% en las consultas médicas por infecciones respiratorias altas en adultos que se aplicaron la vacuna antigripal.

 

El informe fue proporcionado por la doctora Hebe Vázquez, infectóloga, miembro de FUNCEI (Fundación Centro de Estudios Infectológicos)