COVID FUE LA TERCERA CAUSA DE FALLECIMIENTOS ENTRE ADULTOS MAYORES, INFORME MINISTERIO DE SALUD

Visto: 318

COVID fue la tercera causa de muerte para los mayores de 60 años, a pesar de que más del 80% de los fallecidos por el virus SARS-CoV-2 pertenecen a este grupo poblacional, se desprende del análisis de los datos de estadísticas vitales del 2020 presentado por el Ministerio de Salud de la Nación.

“Esto se debe a que se trata de una franja etaria con altas tasas de mortalidad generadas por diferentes causas, como enfermedades del corazón y tumores que encabezaron la lista en este grupo”, señaló el resumen del análisis de los datos de estadísticas vitales del 2020.

Del análisis de los datos se desprende también que a nivel país, COVID fue la segunda causa de muerte en la franja etaria de 18 a 59 años.

“A nivel general, las principales causas de muerte registraron un descenso en la cantidad de fallecidos entre 2019 y 2020, a excepción de las enfermedades del corazón y la diabetes”, informó el Ministerio de Salud.

Otras de las conclusiones del estudio es que el exceso de mortalidad registrado en 2020 en la Argentina fue de 8,9%.

En tanto, durante la pandemia los decesos por lesiones o envenenamientos ocasionados por causas externas registraron una baja cercana al 15%. Como por ejemplo las defunciones debidas a accidentes viales que fueron las que mayor disminución tuvieron, seguidas de las provocadas por lesiones autoinfligidas.

Por último, también se percibieron reducciones en las tasas de mortalidad específicas para la enfermedad por virus de la inmunodeficiencia humana, tuberculosis, Chagas, enfermedades infecciosas intestinales, y enfermedades pertenecientes al grupo de las infecciosas parasitarias.

El resumen fue presentado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, junto a la directora Nacional de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte, durante un encuentro virtual con miembros de la Red Argentina de Periodismo Científico (RADPC) .

“Los sistemas de vigilancia de mortalidad no estaban diseñados en ningún país del mundo para lo que significó la pandemia. Sin embargo, nuestro país tuvo una sensibilidad y confiabilidad muy alta en relación a las muertes por COVID-19. Poder mostrar estos datos es una reivindicación de nuestro sistema de vigilancia epidemiológica nacional”, afirmó Vizzotti.

La ministra reiteró que desde el primer día “la prioridad de este Gobierno fue la transparencia de la información”, estrategia que sirvió también para la toma de decisiones oportunas en medio de una situación muy compleja que requería adaptarse permanentemente.

En ese sentido, Vizzotti remarcó el trabajo conjunto y con una mirada federal que realizaron el equipo técnico del Ministerio con el esfuerzo de las 24 jurisdicciones, que buscaron en múltiples fuentes de datos para notificar en el Sistema Nacional de Vigilancia (SNVS).

Del análisis de los datos de estadísticas vitales, se desprende que el exceso de mortalidad (EM) en la Argentina para 2020 fue de 8,9 % en comparación a la mortalidad registrada en los cuatro años anteriores (del 2015 a 2019).

“Esta es una cifra esperable en situación de pandemia, e incluso más baja que la registrada en muchos otros países. Esto demuestra la efectividad de las medidas implementadas para asegurar una respuesta sanitaria adecuada, teniendo en cuenta que otros sistemas de salud del mundo aún más fuertes no han podido dar las respuestas necesarias”, destacó.

El subregistro de los sistemas de vigilancia fue uno de los principales desafíos incluso para países desarrollados con sistemas de salud y registro óptimos, indicó Rearte.

La directora Nacional de Epidemiología remarcó la robustez de los datos y la calidad del trabajo realizado que sirvió también para medir la efectividad de políticas públicas.

“Se trata de un eje central y fundamental, porque muchas de nuestras decisiones en pandemia no las tomamos por la cantidad de casos, sino por las hospitalizaciones y la mortalidad”, ejemplificó.

En este contexto, la comparación de las muertes por COVID-19 que surgen de las estadísticas vitales, con las notificadas en el SNVS da para la Argentina una razón de 1,14 (1,14 veces más muertes que las registradas en el SNVS).

En una revisión sistemática publicada en la revista científica The Lancet se reportó que la razón entre lo registrado y lo estimado por exceso de mortalidad fue: de 3.07 global, para la Argentina de 1.2, Alemania 1.82, Finlandia 5.03, Dinamarca 3.18, Canadá 1.44, Japón 6.02, dando cuenta de la dificultad en el registro de mortalidad en sistemas de vigilancia durante la pandemia.