EL CARDIOCIRUJANO VOGELFANG ES PERSONALIDAD DESTACADA

El médico, que ha realizado 50 trasplantes de corazón a niños en el Hospital Garrahan, fue distinguido junto a cirujanos, anestesistas, instrumentadores, enfermeros y demás profesionales de la salud que conforman su equipo, por su invaluable aporte.

Horacio Vogelfang fue declarado personalidad destacada de la Ciencias Médicas durante un acto que se realizó en el Salón Dorado. El diputado José Luís Acevedo (PRO) fue el autor de la ley que consagró al prestigioso cardiocirujano infantil.

“Estoy muy emocionado, me cuesta mucho expresar todo lo que siento. Desde hace 5 años que soy diputado, este es uno de los momentos más emotivos”, confesó Acevedo al comienzo del acto.

“El es un héroe y un ejemplo. Un héroe porque a lo largo de su trayectoria ha tenido muchas frustraciones, pero le puso mucho empeño y dedicación, por eso ahora venimos a conmemorar a alguien que ha salvado muchas vidas. Y es un ejemplo del trabajo en equipo y por lo generoso, ha producido un hecho inédito para la Legislatura, que es la necesidad de darle un diploma a todos lo que lo acompañan en este hospital público, el cual permite salvar la vida de un montón de chicos, sin importar su situación social”, explicó el diputado.

“De la parte médica no voy a hablar, Horacio con su equipo son unos genios. Hablo de la parte humana”, introdujo Sergio Dispenza. El padre de la hoy adolescente y vital Abril, contó su experiencia, donde recordó lo que fue trasplantar a su beba y el compromiso y los riesgos que asumió Vogelfang cuando “la vida de nuestra hija estaba en manos de ellos”. 
 
Graciela Reybaud,  presidenta del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, describió el trabajo de la personalidad destacada: “el doctor lidera un equipo de 30 personas que están involucradas en un trasplante”, donde están la tecnología y el equipo humano. Describió que a Vogelfang en los pasillos del Hospital “los papas los abrazan y los niños los besan”, además de subrayar que el Garrahan es el “único lugar de trasplante pediátrico del país”

El legislador Agustín Forchieri (PRO), coautor de la iniciativa, dijo que desde la Legislatura, aparte de distinguir a Horacio, se comprometió a “aportar nuestro granito de arena” ya que vamos por la “ley de trasplantados”. Forchieri, emocionado, no quiso extenderse en su discurso y cerró su alocución afirmando que “operás con el corazón y eso se nota, gracias a vos y a tu equipo y sigan así”

Vogelfang agradeció a los autores de la iniciativa, así como también al conjunto del cuerpo legislativo, ya que la ley que lo consagró personalidad destacada fue votada por la unanimidad los diputados. “La Legislatura está integrada por los representantes de nuestra gente y de esta forma ellos nos han distinguido. Y por lo tanto somos profetas en nuestra tierra”.

Con orgullo, el doctor manifestó que “el Garrahan es una de las instituciones más prestigiosas y queridas de nuestra sociedad. Y por lo tanto esta distinción es de todos, del equipo”. Para finalizar su discurso, recomendó a los profesionales continuadores de la responsabilidad que “no se olviden de las necesidades del paciente, del trabajo en equipo y desoigan los intereses por fuera del hospital público”

Fernando Cicchero, presidente del Colegio Argentino de Cirujanos se refirió al destacado: “cuando una persona tiene tanta humildad, es extremadamente grande”. Describió la labor del médico, que se caracteriza por obtener muchas alegrías ya que se juega con la vida, pero “cuando sale mal, el vacío es enorme” y es necesario hacer cien veces el bien para remediarlo. Recordó que hace 50 años que se realizó el primer trasplante en el mundo, y que hoy en la Argentina se lo hace a adultos y niños cada vez con más éxito, teniéndolo a Vogelfang como una referencia en pediatría.

Sobre Horacio Vogelfang

Realizó todos sus estudios en el ámbito público y se recibió de médico en la Universidad de Buenos Aires. La residencia y especialización en cirugía cardiovascular infantil las hizo en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y el Hospital Italiano, completando su formación en centros asistenciales de diversas ciudades del mundo como Boston (Estados Unidos de América); Toronto y Saskatchewan (Canadá); Londres (Reino Unido); Amsterdam (Holanda) y París (Francia).

Pero su mayor desarrollo profesional lo forjó en el servicio de trasplante cardíaco del Hospital Garrahan, donde es jefe. En octubre de 2000 realizó el primer trasplante de corazón en una niña de 8 años. Y siguieron 50 más, en pacientes con edades de los 3 meses a 16 años.Vogelfang es considerado como uno de los mejores cardiocirujanos infantiles. Ha presentado más de 60 trabajos en congresos y publicaciones internacionales.

Durante el acto estuvieron presentes la diputada Victoria Roldán Méndez (PRO), presidenta de la comisión de Salud de la Legislatura, Juan Carr fundador de la Red Solidaria, entre diversas personalidades del ámbito médico, social y el interés público.

Foto – De izquierda a derecha, luego de la entrega del diploma y plato de la distinción: Reybaud, Forchieri, Vogelfang y Acevedo.